Autonomía, esencial para Unidades de Inteligencia Financiera

Las consecuencias de que se vea comprometida la independencia operativa y autonomía de una Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) son significativas para su efectividad y funcionamiento

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Las consecuencias de que se vea comprometida la independencia operativa y autonomía de una Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) son significativas para su efectividad y funcionamiento, ya que la influencia indebida sobre la UIF, ya sea política o de otra índole, compromete su capacidad para determinar de manera objetiva qué casos analíticos seguir y cuáles descartar, advierte un informe del Grupo Egmont de Unidades de Inteligencia Financiera.

La falta de autonomía, además, puede tener efectos negativos sobre la calidad y el alcance de las investigaciones relacionadas con lavado de dinero, financiamiento al terrorismo y delitos como corrupción y crimen organizado, indica el documento.

En este contexto, cabe señalar que, en los últimos días, las acciones llevadas a cabo por la UIF de nuestro país causaron roces con el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, quien afirmó que algunas unidades del gobierno federal no respetan la presunción de inocencia.

Ante estas declaraciones, el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió revisar los límites que tiene la UIF, cuyo titular, Santiago Nieto, desde inicios de esta administración ha hecho públicas diversas investigaciones contra exfuncionarios de gobiernos anteriores.

Aunado a lo anterior, el presidente López Obrador aseveró que el titular de la UIF, institución que emana de la Secretaría de Hacienda, no hace nada si no lo consulta con él.

La UIF de nuestro país fue creada en mayo del 2004, con el propósito de coadyuvar en la prevención y combate a los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y de financiamiento al terrorismo.

“Las principales tareas de la UIF consisten en implementar y dar seguimiento a mecanismos de prevención y detección de actos, omisiones u operaciones que pudieran favorecer, prestar ayuda, auxilio o cooperación de cualquier especie a la comisión de... delitos previstos en el Código Penal Federal”, indica en su página web.

El Grupo Egmont expresó que la cuestión de la independencia operativa y autonomía de estas unidades de inteligencia, establecidas en diversas partes del mundo, ha sido objeto de debate  durante muchos años.

A través de su informe Entendiendo la Independencia Operativa y Autonomía de las UIF, el organismo global advierte que comprometer la autonomía de una UIF también puede socavar la confianza que se tiene de que la información proporcionada por los sujetos obligados será resguardada confidencialmente; siembra dudas respecto de la objetividad de la inteligencia que se disemina a las autoridades competentes, y crea una situación en la que los actores nacionales e internacionales no desean intercambiar información debido al riesgo de que ésta se vea comprometida.

Ante esto, el documento también considera que una UIF no será autónoma ni independiente en términos operativos si no rinde cuentas y si no es plenamente responsable de las decisiones que toma, de las acciones que lleva a cabo, y de la manera en la que administra su funcionamiento.

La rendición de cuentas trata de la capacidad de la UIF para desempeñar sus funciones de conformidad con el mandato que se le otorga por ley, y de no actuar más allá de sus facultades, se refiere en el informe.

Además, se debe proteger la información que recibe, así como la inteligencia financiera que genera.

“El marco jurídico de la UIF debe proteger la confidencialidad de la información que recibe y produce. Esto incluye proteger la información para que el organismo, con jerarquía superior que aloja a la UIF, no tenga acceso a ésta. En términos prácticos, esto significa que la UIF debe mantener el control sobre quiénes tienen acceso a su sistema informático y a los datos, incluidos los documentos físicos”, precisa el informe.

Asimismo, se propone que se proteja su funcionalidad, por lo que los empleados de la UIF deben ser susceptibles de protección contra procesos penales o civiles.

“La ausencia de dicha protección puede conducir a que se utilicen dichos procesos como un medio para obstaculizar las actividades de la UIF”.

Propuestas para fortalecer a la UIF según la Evaluación Nacional de Riesgos:

  • Generar una autonomía técnica y de gestión.

  • Facultades proactivas.
    Coordinación con otras instancias para el intercambio de información.
    Que sea partícipe del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción.

Fuente: El Economista



 Últimas Publicaciones