BANCO COOPERATIVO TENDRÍA 40% DE LOS ACTIVOS DEL SECTOR

El banco de nicho que sería creado por sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) para atender sus necesidades bancarias, concentraría en cinco años 40% de los activos del sector, lo que lo posicionaría como la entidad número 20 del sistema bancario, medido por su número de activos.

Odoo CMS- Imagen simple flotante

De acuerdo con fuentes enteradas del proceso, por el momento la creación de este banco, que estaría conformado con capital proveniente del sector de las socaps además de organismos internacionales, se encuentra en su etapa de análisis, además de que también se busca conocer los nombres de quienes encabezarán las instituciones regulatorias financieras en la siguiente administración.

Hace algunas semanas, Cirilo Rivera Rivera, presidente del consejo directivo de la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México, confirmó a este medio la intención de crear un banco de nicho con capital de las mismas socaps, con la finalidad de darle a este tipo de entidades servicios bancarios que hoy en día requieren, pero que los mismos bancos se han cerrado a otorgarles.

“Tenemos una iniciativa que es constituir un banco de las cooperativas para ya no estar dependiendo de la banca en varias operaciones (...) Los usuarios primordiales serían las cooperativas y ciertamente, a través de las cooperativas, podríamos estar haciendo operaciones financieras de banca con los socios de las mismas”, explicó en su momento Rivera Rivera.

En la actualidad, el sector de las socaps, compuesto por 160 entidades, cuenta con activos del orden de 133,000 millones de pesos y, según las fuentes consultadas, el primer estudio realizado respecto al banco, que confirma la viabilidad de la creación del mismo, esta entidad bancaria podría concentrar en un plazo de cinco años 40% de estos recursos, es decir, alrededor de 53,000 millones de pesos.

Necesario y útil

De acuerdo con gente del sector de las socaps, el banco cooperativo de segundo piso ayudaría a puntualizar la cooperación entre cooperativas, uno de los principios de esta figura de mercado; sin embargo, es un reto la creación de una institución de estas características.

Para María Sanjuanita Garza Benítez, directora general de Caja San Nicolás, sin duda un banco de nicho cooperativo serviría para que las socaps concentren su liquidez y que ésta a su vez funcione para otros proyectos en beneficio de instituciones de menor tamaño.

“Nada más nosotros (Caja San Nicolás), tenemos más de 560 millones de pesos de liquidez depositados en la banca, esto es un contrasentido, porque ese dinero tendría que canalizarse a una institución de segundo piso, como un banco de nicho (cooperativo), para que se pudieran financiar proyectos y hacer economías de escala para cooperativas de menor tamaño”, detalló Garza Benítez.

Caja San Nicolás es la novena socap más grande del sector, medida por número de activos, los cuales alcanzan 2,150 millones de pesos.

Por su parte, Jorge Villarreal, director general de la federación Fenoreste, que representa a nueve socaps autorizadas, comentó que un banco de nicho si bien no se puede considerar como algo necesario en la actualidad, sí sería de utilidad para facilitar muchas operaciones bancarias que requieren estas entidades para su operación, pero también es un reto la creación del mismo.

“No sé si sería necesario, pero sí útil y positivo; sin embargo, plantea muchos retos, porque hacer una inversión para un banco de segundo piso cuando nos enfrentamos con muchas dificultades (...) suena ambicioso, no sé si es el momento oportuno para ello”, expuso Villarreal.

Para el directivo del Fenoreste, existen otros retos en el sector más allá de la creación de un banco, como la adopción la tecnología en los procesos de las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo.

Fuente: El Economista

Compartir