BANCOS CENTRALES PODRÍAN PARTICIPAR EN LA EMISIÓN DE ACTIVOS VIRTUALES

Los bancos centrales se moverán a diferentes velocidades en la adopción de tecnologías de la información

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Los bancos centrales podrían participar en la emisión de activos virtuales, ante el creciente interés de los participantes del mercado en su operación, reconocieron el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Al interior de un análisis, titulado El futuro del Dinero Digital, divulgado por ambos organismos, precisaron que otros ocho bancos centrales han notificado al Fondo que están por iniciar también pruebas para el manejo de activos virtuales emitidos por ellos mismos. Se trata de los de Bahamas, China, la Unión Monetaria del Caribe Oriental, Suecia y Ucrania.

Y otros más, como los de Barbados y Filipinas, están apoyando al sector privado para operar monedas fiduciarias digitales (DFC por su sigla en inglés) en espacios regulatorios restringidos.

Todas estas acciones emprendidas por bancos centrales, destacaron los autores del informe dirigido por Tobías Adrian, Consejero Financiero del FMI, tienen por objetivo participar al ofrecer una alternativa al manejo del efectivo, conforme disminuye su frecuencia de uso.

En el documento, donde también participó Ceyla Pazarbasioglu, investigador del Banco Mundial, destacan que hasta ahora se ha estudiado y seguido el desarrollo de la oferta que representan los activos virtuales dirigidos a individuos, como las plataformas de préstamo e inclusión financiera, crédito movil o en línea, y crowfunding (financiamiento colectivo), con lo que sí se ha abordado el problema de los segmentos excluidos ante la falta de historiales de crédito.

El interés de los bancos centrales para participar y ofrecer una moneda digital, es explicada por los investigadores del FMI y del BM, pues de esta forma las operaciones podrán ser rastreadas cuando sea necesario.

Pero, tras su creciente atractivo en otros segmentos, se hace indispensable la participación de la banca central, así como de autoridades financieras y supervisores internacionales para medir su impacto.

Demandan cooperación global

En el documento, que será el primero de una serie dedicada a las Fintech, presentaron resultados de una encuesta aplicada entre 97 de los 183 países miembros.

A nivel general, los temas donde solicitaron los encuestados apoyos a ambos organismos es en temas de ciberseguridad, lucha contra el lavado de dinero y contra el financiamiento al terrorismo que están vinculados a la operación de activos digitales.

Los encuestados coincidieron en solicitar el desarrollo de nuevos estándares internacionales y buenas prácticas para ayudar a las autoridades domésticas a adaptar sus marcos legales y regulatorios a la operación de Fintech.

Igualmente, demandaron dirección y apoyo para el desarrollo de marcos legales, regulatorios y de supervisión, sistemas de pago y liquidación de valores y pagos transfronterizos.

Sugirieron un trabajo adicional sobre las dimensiones internacionales de los marcos de política de datos en la operación de criptoactivos, servicios de dinero movil y el intercambio de información y activos entre autoridades pares.

Son 63, precisa BIS

Previo, el Banco de Pagos Internacionales (BIS por su sigla en inglés), informó que son 63 los bancos centrales experimentando con tecnología BlockChain (Cadena de bloques), manejo de tokens digitales para el sistema de pagos, e incluso en el manejo de monedas virtuales.

Entre ellos, precisó el banco de los bancos centrales, 41 son de economías emergentes, las más grandes e importantes. Varias de ellas, de América Latina. Pero México está ausente de este ejercicio. Estos resultados también corresponden a una encuesta dirigida por el mismo BIS.

Entre el universo cubierto por este ejercicio diagnóstico, titulado Proceder con cautela, una encuesta a bancos centrales acerca de monedas digitales, conducido por el BIS, los bancos centrales de economías emergentes que respondieron son Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS); lo mismo que la mayoría de las instituciones de la siguiente generación de países avanzados emergentes: Indonesia, Nigeria; Turquía (MINT, sin México); y las principales de América Latina y el Caribe: Argentina, Brasil; Colombia; República Dominicana; Ecuador; Jamaica y Uruguay. Pero el Banco de México, no aparece.

De acuerdo con el BIS, “los bancos centrales se moverán a diferentes velocidades en la adopción de tecnologías de la información y manejo de cadenas de bloques, lo que crea un riesgo potencial de efectos de desbordamiento a través de las fronteras”.

La evidencia sostiene que los bancos centrales están procediendo con cautela y están colaborando entre sí, compartiendo los resultados de su trabajo, reduciendo así resultados no deseados.

Fuente: El Economista

      ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Gracias