EL PERFIL DE LOS CLIENTES ES VITAL PARA DETECTAR EL LAVADO DE DINERO EN INSTITUCIONES FINANCIERAS

Odoo CMS- Imagen simple flotante

La detección de operaciones sospechosas pasa por el reconocimiento de los movimientos inusuales de un cliente. Es por ello que en la prevención del lavado de dinero y de la financiación del terrorismo, es esencial reconocer todas las transacciones de este tipo, es decir, aquellos movimientos que son incompatibles con las actividades regulares de un cliente.

El área de cumplimiento de los bancos es la responsable de monitorear todos los movimientos de sus usuarios, a fin de identificar aquellos que puedan estar incurriendo en el blanqueo de capitales, a través de procedimientos que señalen las transferencias que estén injustificadas, o los movimientos sospechosos que emitan señales de alerta temprana.

Un adecuado sistema de prevención de lavado de dinero debe detectar las operaciones sospechosas con base en el registro de clientes, indicando si el cliente es una persona políticamente expuesta, si hubo un cambio atípico en el nombre del titular de la cuenta bancaria o si posee una cuenta en locales de frontera”, explica el abogado y asesor colombiano, especialista en prevención del lavado de dinero César Contreras.

Añade que, una vez generada la alerta, el oficial de cumplimiento debe analizar más profundamente al cliente para confirmar la sospecha de blanqueo de capitales. Dicho análisis consistirá en la verificación de documentos, movimientos y datos contrastados con la información del sistema. “En este punto es útil emplear los datos recolectados en el proceso de conozca a su cliente”.

Posterior a este proceso deben tomarse diferentes acciones para prevenir el riesgo, como exigir la actualización del registro; pedirle aclaraciones al asesor que abrió la cuenta; y analizar posibles inconsistencias internas en cuanto al movimiento, o al archivo de la información.

“Si luego de haber hecho este análisis se confirma la sospecha, el oficial de cumplimiento deberá registrar el resultado en el histórico del usuario y enviar un reporte formal a la autoridad competente”, expuso el experto colombiano.

La importancia de los perfiles


Los perfiles de los clientes son clave para detectar el lavado de activos, en tanto en ellos reside el beneficio práctico de comparar las operaciones realizadas por el usuario del banco con una serie de reglas descriptivas que conforman su perfil.


Las entidades financieras recaudan información sobre sus clientes y mediante un sistema de reglas o de expertos le asignan a cada cliente un cupo de endeudamiento que puede usar mediante su tarjeta de crédito. El sistema informático de la entidad está programado para no dejar que la persona gaste más de lo que su perfil le permite. Es decir, que no gaste más de lo que la entidad ha decidido que se enmarca dentro de su capacidad de pago, detalla el especialista.


“Por ejemplo, un cliente que tenga perfil de estudiante hará transacciones inferiores a un millón de dólares al mes, no hará operaciones internacionales y su frecuencia transaccional es baja. Con este perfil, la entidad financiera podrá comparar las operaciones efectivamente realizadas con el perfil del cliente y detectar inusualidad. En este caso, sería inusual que un cliente de perfil estudiante realizara operaciones mensuales por US$ 1.000.000”, menciona el Dr. Alejandro Rebolledo, especialista en PLD/FT.

No obstante, para que esto funcione, se deben sintetizar las características de cada cliente. Dado que varios clientes pueden compartir un perfil, se pueden agrupar en lo que comúnmente se denomina segmento de clientes, o un grupo de clientes que se deben comportar en forma similar.


Cada cliente de la entidad financiera tiene asignado un perfil, este describe lo que se espera que sea su transaccionalidad, expresado en términos objetivos, empleando variables como tipo de transacción, monto, frecuencia, ubicación, canal, volatilidad y crecimiento. El perfil puede comprender operaciones individuales o consolidadas en diferentes periodos.


“Una vez se le asigna un perfil al cliente se inicia lo que el supervisor financiero denomina seguimiento transaccional y consiste, entre otras cosas, en comparar las transacciones realizadas con el perfil asignado. Cuando la transaccionalidad se aleja del perfil estamos frente a lo que la ley denomina operación inusual, es entonces cuando un área especializada dentro de la entidad debe entrar a evaluar el caso, recolectar información y determinar si existen elementos para considerar la operación como sospechosa de lavado de activos o financiación del terrorismo”, resalta el especialista en crimen organizado.


Tal es la importancia que tiene este punto para la detección oportuna del lavado de dinero, que recientemente el Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México (SHCP) lo incluyó entre las medidas principales para evitar este delito.

De acuerdo con el diario El FinancieroHacienda remarca la necesidad de fortalecer la política de identificación del cliente o usuario de la institución de crédito, con el fin de conocer con mayor precisión la información del ordenante y beneficiario de la transferencia para detectar y, en su caso, evitar la comisión de delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y financiamiento al terrorismo.


Por ello, la dependencia remarca que es necesario que las instituciones de crédito identifiquen, con independencia del monto de la operación, a los clientes o usuarios que solicitan enviar las respectivas transferencias, así como a los beneficiarios, particularmente al emitir las respectivas órdenes de transferencia y, como en otros casos, mantengan dicha información en los plazos en los que se encuentran obligadas y a disposición de la autoridad competente.


Además, las disposiciones marcan la obligación de las entidades referidas a establecer criterios en sus respectivos manuales que les permitan fortalecer, con un enfoque basado en riesgos, su régimen de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo sobre esta material.

No debe faltar el manual


El procedimiento para evaluar una operación inusual debe estar claramente consignado en el manual de prevención LA/FT de cada empresa. De esta manera, el oficial de cumplimiento adquirirá seguridad respecto de sus deberes y acerca de la forma de cumplirlos al momento de evaluar las inusualidades detectadas, como también ante el eventual requerimiento posterior de una autoridad penal o administrativa.

 

Destaca que el análisis debe hacerse con soporte probatorio documental y que del mismo debe dejarse registro.

Fuente: antilavadodedinero.com

      ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Gracias