EMPRESAS FANTASMA Y EVASIÓN FISCAL

De esta manera las empresas que tienen utilidades mayores a ocho millones de pesos anuales serán investigadas para evitar la evasión, y proteger a las pequeñas y medianas empresas para que continúen su crecimiento

Odoo CMS- Imagen simple flotante

De esta manera las empresas que tienen utilidades mayores a ocho millones de pesos anuales serán investigadas para evitar la evasión, y proteger a las pequeñas y medianas empresas para que continúen su crecimiento

México no puede seguir manteniendo la ruta de la corrupción y de la democracia de cuates, hoy tenemos un enorme avance en materia legislativa que busca fomentar la cultura de la honestidad y el respeto al país, a nuestra Constitución y, sobre todo, a los mexicanos que están al borde de la pobreza.

El presidente ha sido muy claro: se acabó el Estado donde se permitía la impunidad, y por ello vamos a trabajar para que se castigue con mano dura a quienes quieran volver a intentarlo.

Para lograr atender todas las necesidades públicas requerimos incrementar la recaudación, y para lograrlo es necesario que la evasión fiscal se termine. Ya entre 2014 y 2018 más de ocho mil empresas han sido identificadas como evasoras fiscales, es decir que su principal actividad es vender facturas.

Han sido casi nueve millones de facturas falsas las que han circulado y logrado su objetivo: no ingresar los impuestos que la ley marca. La suma total de dinero asciende 1.6 billones de pesos, que podrían beneficiar a los mexicanos.

Por ejemplo, podrían construirse 221 hospitales, comprar 472,000 ambulancias, 6,663 patrullas, edificar 77 segundos pisos como el del Periférico, o 118 estadios para diferentes disciplinas deportivas. El objetivo es sancionar a los delincuentes fiscales que se dividen en dos: los peligrosos, que son los dedicados a promover a evasión fiscal, y los no peligrosos, que se presentan cuando no hay planeación en los hechos delictivos.

Además, con esta iniciativa, vamos a identificar y procesar a los beneficiarios finales, y se podrá conocer la ubicación de los bienes o recursos de las organizaciones, que servirán para reparar los daños ocasionados al fisco federal. Por lo tanto, existe una alta posibilidad de usar la extinción de dominio.

De esta manera las empresas que tienen utilidades mayores a ocho millones de pesos anuales serán investigadas para evitar la evasión, y proteger a las pequeñas y medianas empresas para que continúen su crecimiento.

Desde el Senado de la República tenemos muy claro cuál es el mandato de los mexicanos: enfrentar la corrupción y la impunidad, para que podamos romper ese círculo vicioso al que se enfrenta el presidente Andrés Manuel López Obrador. No podemos permitir que el poder político se quede de rodillas frente al poder económico, que tenía estos esquemas de robo y saqueo a México. Por ello estamos a la espera de que el dictamen correspondiente sea analizado en las comisiones de Hacienda, Justicia y Estudios Legislativos primera.

No vamos a doblegar la conciencia de construir un México mejor, con igualdades y oportunidades para todos, que de verdad sean el vehículo para construir los sueños de todos. No es posible, tampoco, comprometer el futuro de las generaciones más jóvenes, y para ello hemos tenido debates en todas las materias, para que nuestra Constitución retome su sentido de construcción de Estado, y que las leyes se cumplan para que seamos un país con más honestidad, solidaridad de los más pobres y con la suficiente fuerza para seguir en la ruta correcta, la Cuarta Transformación.

Fuente: El Heraldo de México 

¡Suscríbete a nuestro Newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Gracias