gobierno y banca panameña urge penalizar fraude fiscal

Odoo CMS- Imagen simple flotante

El gobierno y el sector bancario panameño pidieron este miércoles al Congreso acelerar la aprobación de un proyecto de ley que permita penalizar la evasión tributaria, para no volver a caer en las listas internacionales de paraísos fiscales.

El ejecutivo panameño presentó en enero un proyecto de ley al Congreso por el que se penaliza con cinco años de cárcel a quien evada impuestos por encima de los 300,000 dólares, en un país donde la evasión fiscal es solamente una falta administrativa.

“Definitivamente, Panamá tiene que incorporar entre sus leyes penalizar la evasión fiscal”, dijo el ministro de Economía y Finanzas encargado, Gustavo Valderrama.

A los diputados “se les ha manifestado el peligro si esa ley no se pasa”, añadió el funcionario.

La falta de penalización del fraude fiscal ha hecho que Panamá haya sido incluido en varias listas grises sobre paraísos fiscales, lo que ha deteriorado la imagen internacional del país.

El Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi), una institución internacional que lucha contra el blanqueo de capitales, analizará nuevamente a Panamá el próximo año y, entre sus condiciones para no incluir nuevamente al país en una lista gris, está la de aprobar antes de diciembre una nueva legislación contra la evasión de impuestos.

Sin embargo, el Congreso entrará en receso el 31 de octubre hasta el 1 de enero, y el 2019 es un año electoral, razón por la que el gobierno panameño teme que finalmente la legislación no se apruebe por disputas políticas.

“Estamos preocupados por los tiempos, pero estamos conscientes de que ese proyecto tiene que pasar, porque al final los afectados seríamos todos los panameños volviendo a una lista gris”, indicó Valderrama.

En el 2016, el sistema financiero panameño fue duramente criticado por el escándalo de los Papeles de Panamá, una filtración de documentos que reveló cómo, desde una firma panameña de abogados, se crearon infinidad de sociedades opacas, algunas de ellas para evadir impuestos y blanquear capitales en todo el mundo.

“El proyecto que tipifica la defraudación fiscal es crucial para el país, no solamente por el GAFI”, dijo Carlos Berguido, director ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP).

“Si nosotros seguimos permitiendo que el fraude tributario sea considerado como si fuera una multa por mal estacionamiento, estamos causando un incentivo perverso a la recaudación y a la misma sanidad del sistema entero, no sólo financiero sino mental y moral del país”, añadió.

Fuente: El Economista

Compartir