HAY RETOS PARA MEJORAR SUPERVISIÓN A SOCAPS: CNBV

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Durante esta administración, se ha dado un paso importante en la consolidación del sector de las sociedades de cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), con la autorización de 87 entidades en este periodo; sin embargo, todavía faltan pendientes para fortalecer estas organizaciones, como, por ejemplo, buscar que estén supervisadas con los mejores estándares mundiales en beneficio de la protección de sus socios.

De acuerdo con Bernardo González Rosas, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), aunque ha habido avances en la supervisión al sector en esta administración, todavía hay que reforzar mecanismos prudenciales sin que sean similares a los que se aplican a otros intermediarios, como los bancos, pero sí proporcionales a los mejores estándares internacionales.

“Hoy, tenemos reglas para los distintos captadores del sistema financiero mexicano, leyes que se prestan a arbitrajes regulatorios y que lo único que hacen es diferenciar la calidad de los ahorradores”, explicó González Rosas, durante su participación en el Seminario Internacional de Regulación y Supervisión de Cooperativas de Ahorro y Préstamo.

Para el presidente de la CNBV, estas distinciones que existen en las leyes del sistema financiero representan una discriminación hacia los ahorradores de las distintas figuras del sistema financiero mexicano autorizadas para captar recursos del público en general.

“Al final, eso se traduce (en diferencias) entre ahorradores que son protegidos con las mejores reglas posibles y diseñadas a nivel mundial, como las de los bancos, con otros a los que se aplican reglas más laxas y menos sofisticadas que son las que aplican a veces a socaps, eso es un grave error, eso es algo que se tiene que corregir a nivel de nuestras leyes federales”, comentó el presidente de la CNBV.

Avances

González Rosas destacó que, durante esta administración, además de avanzar en el proceso de consolidación del sector de las socaps que comenzó desde el 2001, se hizo más eficiente la supervisión a éste con un enfoque basado en riesgos.

“Hemos mejorado nuestros indicadores, también utilizando estándares que, no obstante la ley actual no nos lo permite, como el de Basilea III para capitalización y liquidez, esto no implica que les vamos a generar más costos, sino que vamos a tratar a los ahorradores de socaps como si fueran de una institución de primera, como pudiera ser un banco”, acotó.

Asimismo, precisó que en los últimos meses la supervisión que hace este órgano regulador a dichas entidades se ha enfocado en prevenir los fraudes internos, los cuales son una constante entre diversas figuras del sistema financiero mexicano.

“La parte de prevención de fraudes no era algo en lo que nos estábamos fijando y sí hemos visto que cada vez más, en las distintas entidades del sistema financiero, se llevan a cabo fraudes internos por parte de los empleados”, expuso.

González Rosas recomendó al sector tener en cuenta el tema de la ciberseguridad, pues en el reciente ciberataque que impactó en el sistema financiero, una socap fue perjudicada por dicho acontecimiento.

Además,dijo que las socaps, al ser vehículos de inclusión financiera, no hay duda de que la próxima administración las utilizará como un motor para detonar el uso de servicios financieros; sin embargo, deben estar preparadas para utilizar la identificación biométrica y prevenir fraudes, tal y como ya se trabaja con los bancos.

A junio pasado, existían 159 socaps autorizadas, con presencia en 27 estados con una atención a más de 7 millones de socios y activos del orden de los 144,000 millones de pesos.

“Un proceso que empezó desde hace casi 20 años hoy está concluyendo con la regularización de 159 socaps autorizadas y tres más en este proceso de análisis”, explicó.

Fuente: El Economista

Compartir