INCUMPLEN CONVENIO PARA SANCIONAR CORRUPCIÓN

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Pese a que México suscribió el Convenio con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en materia de corrupción desde 1999, hasta la actualidad ha cumplido de manera mínima a nula los preceptos del documento, señaló un informe de Transparencia Internacional.

En el documento “Exportando corrupción”, presentado este martes en Berlín, Alemania, se analizan 44 naciones y su nivel de cooperación para tratar y sancionar casos de corrupción a nivel internacional.

En este sentido se precisa que México no ha utilizado el convenio para sancionar casos de corrupción transnacional desde su firma, equiparando su situación con otros 22 países como China, Colombia, Rusia y Turquía.

En el análisis específico para México el informe indica que entre el 2014 y 2017 se abrieron tres investigaciones sobre corrupción transnacional sin que haya, hasta ahora, algún tipo de conclusión en los casos.

El documento precisa que pese a que la Procuraduría General de la República tiene una unidad especializada en combate al crimen de manera internacional y un apartado en las bases de datos gubernamentales públicas que indica cuántas investigaciones hay abiertas, no existe información sobre la resolución de los casos.

Un problema aledaño en materia de combate a la corrupción, acota el informe, es la falta de independencia de la propia PGR.

“La nueva oficina del (próximo) fiscal general, creada bajo las reformas constitucionales (anticorrupción) del 2014, no recibieron suficiente autonomía”.

Aunado a ello, Transparencia Internacional hace énfasis en la falta de nombramientos de los magistrados anticorrupción así como del fiscal especializado en la materia. Esta ausencia de nombramientos, se afirma, hace que los casos de corrupción actualmente en México no se procesen.

“Hay una gran falta de recursos humanos en materia de jueces estatales y su nivel de especialización a menudo es insignificante. A nivel federal, la independencia judicial es mucho más fuerte, sin embargo, existen serias críticas a la falta de meritocracia, además de acusaciones de nepotismo sistemático”, enfatiza el documento.

Fuente: El Economista

Compartir