LA EVASIÓN Y ELUSIÓN FISCAL SUPONEN EL 6,3% DEL PIB EN AMÉRICA LATINA

Odoo CMS- Imagen simple flotante

El incumplimiento de las obligaciones tributarias sigue siendo uno de los principales problemas de la administración fiscal en América Latina. En su informe Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019, Cepal -organismo de la ONU que analiza la economía latinoamericana- calcula que el costo de la evasión y la elusión fiscal en la región alcanzó el 6,3% del producto Interior Bruto (PIB) en 2017 (últimos datos disponibles), lo que equivale a 335.000 millones de dólares.

En su informe, Cepal señala que aumentar los ingresos públicos es clave para que América Latina pueda financiar los compromisos asumidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (que incluye, entre otras cosas, acabar con la pobreza y el hambre y mejorar la educación y los servicios sanitarios). "Más que nunca es necesario abordar el alto nivel de incumplimiento tributario y los flujos financieros ilícitos en la región", insiste el organismo.

En materia coyuntural, el informe subraya que el proceso de consolidación fiscal en la región siguió adelante durante el año pasado.

Así, el déficit primario para el conjunto de los países latinoamericanos se redujo desde el 0,8% registrado en 2017 hasta el 0,5% del PIB en 2018. Este ajuste se debió, principalmente, al recorte que se produjo en el gasto primario (gastos totales excluyendo el pago de intereses), que cayó desde el 19% del PIB hasta el 18,6% en 2018. En cuanto a los ingresos públicos, el informe destaca que se mantuvieron en el mismo nivel que el año anterior, en el entorno del 18,1%, aunque Cepal advierte de que esta estabilidad oculta tendencias opuestas dentro de la región, ya que se redujeron en los países de Centroamérica y México, mientras que aumentaron en Sudamérica. A pesar de la mejora de la posición fiscal, la deuda pública se mantuvo al alza y alcanzó el 42,3% del PIB el año pasado, tres puntos por encima de la cifra registrada en 2017.

Materias primas

El informe destaca que los ingresos derivados de extracción y venta de materias primas aumentó en la mayoría de los países productores en 2018. El repunte del precio del crudo se tradujo en el primer incremento de los ingresos fiscales por hidrocarburos desde 2012, que pasaron de un promedio del 2,3% del PIB en 2017 a otro del 2,9% en el transcurso del año pasado. Para 2019, Cepal proyecta que estos ingresos seguirán al alza con aumentos que podrían situarse en el entorno del 0,5% del PIB en Brasil, Colombia o Ecuador. Este incremento provendría tanto de los ingresos tributarios directos como de la mejora de la rentabilidad de las empresas así como del aumento del valor de la producción.

En cuanto a la minería, los ingresos derivados de la actividad del sector también aumentaron; en el primer semestre de 2018 supusieron un 0,5% del PIB, frente al 0,4% del mismo periodo del año anterior. En particular, Cepal destaca los incrementos registrados en Chile (un 0,5% del PIB nacional) y en Perú (un 0,3%).

El informe señala, no obstante, que la incertidumbre sobre la evolución de la economía mundial podría conducir "a un estancamiento" o incluso a una "caída de ingresos".

Fuente: Expansion.com

                                                                                                                       ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Gracias