LEY FINTECH APRIETA CONTRA EL LAVADO DE DINERO

Con la publicación este lunes en el Diario Oficial de la Federación (DOF) de las disposiciones para regular a las instituciones financieras tecnológicas financieras la ley fintech entró oficialmente en operación, con lo que las empresas del sector tendrán de 6 a 12 meses para recibir la aprobación que les autorice operar en el mercado mexicano.

En el texto del DOF destacan los fuertes controles en materia de prevención de lavado de dinero, con lo que las fintech deberán reportar a personas que consideren expuestas a financiamiento ilícito, preparar oficiales de cumplimiento así como reportar a la Secretaría de Hacienda actividades sospechosas.

Odoo CMS- Imagen simple flotante

“Tendrán reportes de operación a la Unidad de Inteligencia Financiera. Necesitarán tener sus manuales y procedimientos muy bien integrados y uno de los factores más importante es el enfoque basado

en riesgos” aseguró Sandro García Rojas, vicepresidente de Supervisión de Procesos Preventivos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Según el funcionario, las medidas de prevención de financiamiento ilícito que aplicarán a empresas fintech serán similares a las que operan con otras entidades financieras, pero al presentarse en las fintech se atienden las recomendaciones de organismos internacionales.

“Las reglas antilavado no pueden dejar de estar. Son un pilar fundamental para las actividades del sector financiero. En el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) se habla de las recomendaciones que van a aplicar a las fintech. Nosotros estamos fijando la norma e incluso fortalece el régimen”, dijo.

Con la publicación de las disposiciones secundarias en el DOF, la entrada en vigor de la ley fintech cumplió el plazo normativo para entrar en vigor luego de que en marzo pasado el presidente Enrique Peña Nieto la promulgó ante los banqueros del país.

¿Qué se regula?

Las disposiciones emitidas por autoridades mexicanas señalan que el financiamiento colectivo, conocido como crowdfunding, monederos electrónicos y el uso de criptomonedas quedarán bajo la supervisión, siendo México el único país en América Latina en vigilar a empresas fintech.

Así, destaca que los casos de los inversionistas que quieran participar en las empresas al financiamiento a través de internet y aplicaciones tecnológicas, tendrán como límite 300 mil pesos para préstamos colectivos entre personas; hasta 10 millones de pesos en el caso de préstamos empresariales, de deuda para el desarrollo inmobiliario, de capital y copropiedad o regalías, entre otros, según las disposiciones de la CNBV.

Por su parte, el Banco de México ya dio a conocer las reglas de operación para monederos electrónicos, y solo le queda pendiente definir qué criptomonedas y qué empresas serán las autorizadas en el país para su uso.

Fuente: El Universal

Compartir