MAFIAS CHINO-MEXICANAS FUNDEN ALIANZA CRIMINAL

Cárteles usan intermediarios para lavar dinero en comercios y casas de cambio; también incursionaron en mercado de criptomonedas

Odoo CMS- Imagen simple flotante

La asociación delictiva se focalizó, principalmente, en los estados mexicanos de Sonora y Baja California; pero su influencia se extiende a varias localidades estadounidenses de California donde el año pasado se congelaron operaciones ilícitas que rebasaron los 45 millones de dólares, alertó la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

En el informe publicado el 30 de enero se alerta que la alianza delictiva chino-mexicana utiliza brokers (intermediarios) para infiltrar el dinero en efectivo en comercios o instituciones financieras a través del supuesto envío de remesas.

La investigación también alerta que son seis carteles de la droga los que operan en Estados Unidos; sin embargo el de Sinaloa, los Beltrán Leyva y el de Jalisco Nueva Generación, son los que tienen mayor influencia e incluso están incursionando en operaciones de bitcoin o criptomonedas para el lavado de dinero.

En su informe Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas 2019, la DEA señaló que es alarmante el aumento de organizaciones asiáticas de lavado de dinero que ayudan a los cárteles mexicanos a blanquear las ganancias de la droga.

Según la DEA, este incremento derivó de que el gobierno de China impuso un límite en las transacciones de divisas, por lo que la demanda de ciudadanos chinos para llevar sus recursos fuera de su país y dentro de Estados Unidos ha aumentado la necesidad de dólares.

Es por eso, que las organizaciones asiáticas están “ansiosas por adquirir dólares estadounidenses de los cárteles mexicanos para pagarles en pesos o sus deudas equivalentes en China a través de un esquema del Sistema de Banca Subterránea (CUBS) de China”.

“Las organizaciones de lavado de dinero asiáticas revenden los dólares estadounidenses a clientes (ciudadanos chinos dentro de los EU) para obtener ganancias a cambio de pagos en moneda china”, indica el documento.

La demanda de dólares estadounidenses le ha sido de utilidad a los cárteles mexicanos para modificar el panorama del lavado. Sobre el esquema las organizaciones criminales mexicanas, el informe destaca que colocan sus ingresos ilícitos en el sistema financiero a través de negocios de cambio de divisas, la compra de activos con efectivo y el uso de empresas ficticias para recibir transferencias electrónicas y así ocultar la propiedad de estos recursos.

La DEA indicó que estos grupos criminales mexicanos generan miles de millones de dólares anualmente a través del contrabando de efectivo a granel, la colocación de los ingresos en el sistema bancario de Estados Unidos y la transferencia electrónica a México, el mercado negro de cambio de pesos a través de redes de corredores de dinero y el uso de empresas de servicios monetarios para transferir los ingresos a México.

“También ha habido evidencia de la utilización de criptomonedas por las organizaciones criminales mexicanas como un medio para transferir su riqueza internacionalmente”, indica el informe.

Fuente: Heraldo de México