MÉXICO AVANZÓ EN NÚMERO DE CUENTAS DE PRODUCTOS FINANCIEROS

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Aunque en lo que va del sexenio México avanzó en el número de cuentas (de productos financieros) que tiene la población, en parte por las llamadas cuentas simplificadas, aún se está por debajo de niveles de otras naciones de desarrollo similar dentro de América Latina.

 

En el noveno Reporte de Inclusión Financiera publicado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), se explica que al cierre de junio del 2017, en México había 111 millones de cuentas (de los diferentes intermediarios financieros) contra 98 millones que había en el 2012.

 

“A mediados del 2017 el número de cuentas de captación alcanzó la cifra de 111 millones, con un indicador demográfico de 12,277 cuentas por cada 10,000 adultos. Además del crecimiento en el número de cuentas, hay dos puntos a destacar: la participación de las entidades de ahorro y crédito popular, que para junio del 2017 representa 13% del total de las cuentas; y el número de cuentas
de expediente simplificado, que alcanzan 17% de las cuentas reportadas por la banca”,
señala el organismo en el informe.

 

Detalla que aunque se ha avanzado, México se encuentra por debajo de otros países de la región en materia de cuentas de depósito, pues mientras en Chile hay 2,592 por cada 1,000 adultos, en Argentina 1,730, en Colombia 1,593 y en Perú 1,387, en el país azteca son 1,008 en esa misma proporción, sólo por arriba de Ecuador que tiene 840.

 

A decir de la CNBV, el número de cuentas o productos de captación son uno de los indicadores básicos para conocer el grado de inclusión financiera de la población de un país; su importancia radica en que, para gran parte de la población, es el primer producto financiero que posee, ya sea para recibir el pago de su nómina o un apoyo de programa de gobierno, hacer pagos o transferencias, o bien para ahorrar o invertir su dinero.

 

De los 111 millones de cuentas registradas a junio del 2017, expone el documento, 90 millones fueron de la banca múltiple, cifra que, sin embargo, representó una baja de 1% respecto al 2016, que se explica por una depuración de 7 millones de cuentas transnacionales que realizó Citibanamex en su portafolio.

 

Del total de las cuentas de la banca múltiple, poco más de 80%, 72 millones, eran cuentas tradicionales, 15 millones simplificadas, 2.1 millones a plazo y apenas 4 millones de ahorro.

 

Dentro de la banca, siete instituciones concentraban 91% de las cuentas y 77% de los recursos reportados como saldo, lo que evidencia, refiere el reporte, una alta concentración del sistema financiero desde el punto de vista de captación.

 

Por otro lado, la institución con mayor número de cuentas registradas es Citibanamex con 24 millones, seguido de BBVA Bancomer con 17 millones y Banorte con 12 millones.

 

La CNBV apunta que, en el caso de la banca de desarrollo, los productos de captación alcanzaron la cifra de 7 millones de cuentas, una caída de 5% anual como consecuencia del aumento de cuentas no activas de expediente simplificado del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, Sociedad Nacional de Crédito (Bansefi).

 

En tanto, las entidades de ahorro y crédito popular tuvieron un crecimiento de 12% en el número de cuentas de junio del 2016 a junio del 2017, y al cierre del periodo en cuestión alcanzaron las 14 millones, de las cuales 75% corresponden a las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) y 25% a las sociedades financieras populares (sofipos).

 

“En el caso de las socaps, el mayor crecimiento lo registró Caja Popular Mexicana con 375,000 cuentas adicionales a lo reportado un año antes, alcanzando la cifra de 4.2 millones al cierre de junio del 2017”.

 

En este sentido, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores señala en el reporte que se mantiene una alta concentración de cuentas de captación en pocas entidades financieras, pues a pesar de que hay más de 200 instituciones que pueden ofrecer productos de captación, son sólo 10 las que contabilizan 83% del total: siete de banca múltiple (Citibanamex, BBVA Bancomer, Banorte, Santander, Bancoppel, Banco Azteca y HSBC); una de banca de desarrollo (Bansefi), una socap (Caja Popular Mexicana) y una sofipo (Libertad Servicios Financieros).

 

Tarjetas de débito, en manos de banca múltiple

En cuanto al número de contratos de tarjetas de débito, la CNBV indica que en los sectores de banca múltiple, de desarrollo y entidades de ahorro y crédito popular, disminuyó 5% de junio del 2016 a junio del 2017, al reportarse 108 millones de contratos, de los cuales, 89% pertenecen a la banca múltiple.

 

“La caída en el número de contratos se debe principalmente a la depuración que Citibanamex llevó a cabo en su portafolio de cuentas de captación, que resultó mayor en comparación con el crecimiento que registraron otras instituciones como Bancoppel y Santander, que aumentaron 2.1 y 1.3 millones de contratos, respectivamente, en el mismo periodo”.

 

Cuentas ligadas al celular avanzan

En lo referente a las cuentas ligadas al teléfono celular, el reporte precisa que, a junio del 2017, el sector de banca múltiple reportó 13 millones de cuentas que tienen asignado un teléfono celular como medio para realizar transacciones, lo que representa un crecimiento de 43% en un año, pero resalta que si bien han presentado una elevada tasa de crecimiento comparadas con el número de cuentas transaccionales, sólo representan 15%, por lo que aún hay un gran número de usuarios que podrían utilizar este canal para realizar operaciones.

 

“En cuanto al número de instituciones, son siete las que reportan cuentas ligadas a un teléfono celular y 95% pertenecen a dos bancos: Citibanamex (54%) y BBVA Bancomer (41 por ciento)”.

 

Elevada disparidad entre zonas rurales y urbanas

A nivel estatal, detalla el reporte, para el sector de banca múltiple, la Ciudad de México es la entidad federativa que mayor cantidad de cuentas registra, pues a junio del 2017 reportó 16.5 millones de cuentas, un promedio de 2.4 cuentas por adulto.

 

En el caso de las entidades de ahorro y crédito popular, los estados de Guanajuato y Querétaro registran el mayor número de cuentas por cada 10,000 adultos, 6,440 y 6,138 respectivamente, muy alejados del resultado de los otros estados.

 

Al cierre de junio del 2017, a nivel municipal, la información revela que 99.3% de los municipios del país cuenta con al menos un producto de captación registrado, en tanto que en 18 municipios (17 en Oaxaca y uno en Puebla) no se tiene cobertura.

 

“Cabe destacar la participación de las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo en la inclusión financiera de las personas que habitan municipios de tipo rural (5,000 o menos habitantes), en donde 73% de las cuentas registradas pertenecen a este sector”, concluye.

Fuentes: ElEconomista

Compartir