MONITOREO Y REGISTRO DE EMPRESAS, PROPONE EL IMCO PARA EL OUTSOURCING

El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) presentó un análisis sobre la subcontratación

Odoo CMS- Imagen simple flotante

El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) presentó un análisis sobre la subcontratación, cuya propuesta coincide con la de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en el sentido de buscar la creación de un registro de empresas de subcontratación, con el fin de resolver los problemas de falta de control y monitoreo en este sector.

En entrevista, Manuel Molano, director del Imco, comentó que la propuesta sugiere un monitoreo permanente, de tal manera que se pueda crear un mecanismo adecuado que valide el cumplimiento de la regulación existente en materia de subcontratación (certificación). Además, coordinar la creación de un sistema de información que permita interoperabilidad para validar y confirmar datos de nómina entre las distintas autoridades recaudatorias.

Molano sostuvo que el problema no es tanto el outsourcing “como las empresas simuladoras de outsourcing y realmente eso es lo que tienen que combatir. Creo que la regulación puede ayudar mucho en este tema, sobre todo porque hay muchas autoridades concurrentes y hasta ahora lo que ha habido es una mala coordinación”.

A diferencia de otras industrias, el problema es que en el outsourcing se ha convertido en un problema verificar que todo mundo esté cumpliendo con lo que tiene que cumplir en un contrato, “y en esa simulación se llevan al baile al trabajador, a la empresa que los contrata y al Estado, a las instituciones que dependen de las contribuciones, ISR, Impuesto sobre Nóminas y contribución de seguridad social”.

Los operativos son punitivos.

Por otra parte, sostuvo que las acciones que se emprendieron por parte del gobierno federal, a través de inspecciones, “son punitivas, ya que vas a castigar y yo creo que lo que tienes que hacer es prevenir”.

Lo que tiene que pasar, expuso Molano, es que tienen que salir del mercado las empresas que no son serias, las que no están prestando el servicio, y lo que tiene que hacer el Estado es verificarlas todas; tiene que certificar solamente a un número limitado o a las que estén cumpliendo.

“No creo que ir al centro de trabajo sea particularmente útil, porque ahí el trabajador realmente no sabe quién es el dueño del negocio, no sabe quién es el que puso el capital, lo único que le interesa es que le paguen su sueldo, que paguen su contribución a la afore, que paguen el IMSS y le paguen los impuestos que le tienen que retener. Realmente así funciona”.

La propuesta es que acudan con las empresas que se encargan de proveer el servicio de outsourcing, revisen sus números, les hagan auditorías integrales y a partir de eso hacer un proceso de certificación.

De ahí que la conversación en el foro de Parlamento abierto abonará a la competitividad del país si se aborda el desarrollo de una regulación basada en un adecuado esquema de límites, responsabilidades y consecuencias.

Las propuestas del Imco

  • Creación de un registro. Generar, dentro de la STPS, un registro de empresas de subcontratación, con el fin de resolver los problemas de falta de control y monitoreo en este sector.

  • Monitoreo permanente. Crear un mecanismo adecuado que valide el cumplimiento de la regulación existente en materia de subcontratación (certificación).

  • Crear una comisión intersecretarial conformada por la STPS, el SAT, el IMSS, el Infonavit y la Consar, y mantener el objetivo de la inspección y vigilancia del régimen de subcontratación.

  • Generar requisitos de información sobre las condiciones en las que los trabajadores subcontratados prestarán sus servicios en las empresas contratantes.

  • Promover y realizar acciones para informar y capacitar a los trabajadores sobre sus derechos.

Fuente: El Economista