NECESARIO, INCREMENTARON LA EDUCACIÓN FINANCIERA SOBRE SEGUROS: CNVB

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Tras los sismos de septiembre del año pasado, en donde varios de los inmuebles afectados no contaba con algún tipo de seguro, se dejó ver la necesidad de incrementar la educación financiera sobre los beneficios de adquirir una cobertura de este tipo.

“Situaciones como los sismos que se presentaron en septiembre del 2017 sirven para poner de manifiesto la baja penetración de este tipo de productos, pero también para identificar áreas de oportunidad en el diseño para que ofrezcan condiciones favorables a los usuarios de los mismos”, refirió la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En el noveno Reporte de Inclusión Financiera, realizado por la CNBV, se destacó la baja penetración que tiene el seguro en el país pese a la alta exposición que tiene México ante riesgos naturales.

“De acuerdo con información del Banco Mundial, México es el país número 23 con riesgo catastrófico alto ante fenómenos naturales; 41% del territorio nacional —en donde habita 31% de la población— está expuesto a huracanes, tormentas, terremotos y erupciones volcánicas”, indicó la CNBV.

Asimismo, agregó que de acuerdo con la Organización de la Naciones Unidas, los fenómenos naturales en México generan pérdidas anuales de 2,942 millones de dólares, en promedio.

Sin embargo, datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros muestran que pese al alto grado de exposición en el que se encuentra México, la penetración del seguro apenas es de 2.2% del Producto Interno Bruto.

“En la actualidad se tienen más herramientas para saber qué hacer y cómo actuar ante fenómenos naturales y en el diseño e implementación de planes de protección civil; sin embargo, no se tiene considerado contar con un plan de prevención para resguardar el patrimonio por lo que en caso de pérdidas, éstas tendrían que ser absorbidas con recursos propios, por las familias, negocios, empresas o gobierno”, destacó la comisión.

Aunado a lo anterior, la CNBV destacó la importancia de que los clientes de seguros estén bien informados acerca de lo que cubre las pólizas, así como verificar que éstas en realidad protejan sus necesidades, no sólo la edificación de su inmueble, sino también el contenido de éste como electrodomésticos, muebles, joyas, entre otros objetos.

Poco interés en microseguros.

En lo que se refiere al segmento de microseguros, el reporte de la CNBV refirió que una de las principales razones dadas por las aseguradoras en América Latina y el Caribe de no ofrecer este tipo de productos es porque van enfocados a segmentos de menores ingresos, que no son su mercado objetivo.

Las aseguradoras indicaron que no ven demanda de seguros por parte de la población de bajos ingresos; faltan canales de distribución para atender a este mercado; no hay información suficiente sobre el mercado para ayudar a diseñar productos de seguro para este segmento, o simplemente no han llegado a esos productos o no han tenido tiempo para hacerlos.

“De los proveedores que no atienden a los segmentos de la población con bajos ingresos, la mayoría tiene intención de introducir sus productos en el mercado masivo en lugar del mercado de microseguros, consideran que este último tiene un número menor de clientes potenciales”, detalló el reporte.

Los microseguros son productos diseñados para cubrir necesidades específicas, con ciertas características, que los hacen más accesibles a la población.

El sector  en cifras

·         5% de las microempresas en México cuenta con seguro de daños.

·         15% de las empresas pequeñas cuentan con seguro de daños.

·         50% de medianos y grandes negocios cuentan con seguro de daños.

·         6.5% de las casas cuentan con un seguro por voluntad propia.

·         20% de las casas cuentan con un seguro por asociado a un crédito hipotecario.

·         30% de los autos que hay en el país tiene seguro.

              ·         7% de los mexicanos cuenta con un seguro relacionado a salud.              

Fuente: ElEconomista

Compartir