PACTÉ MI ENTREGA POR PROTECCIÓN PARA MI FAMILIA: DUARTE

El acuerdo se realizó con autoridades del Centro de Investigación y Seguridad Nacional

Odoo CMS- Imagen simple flotante

 

Javier Duarte de Ochoa, ex Gobernador de Veracruz, aseguró este martes que pactó su entrega con funcionarios del Gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto a cambio de que dejaran en paz a su familia.

El ex mandatario veracruzano precisó que el acuerdo se realizó con autoridades del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), de la Secretaría de Gobernación (Segob) y de la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

Durante la conversación, Duarte de Ochoa afirmó que como su familia se vio afectada por la situación que atravesaba, tuvo que decirle al Gobierno federal qué debía hacer para dejar en paz a su esposa Karime Macías y a sus hijos, por lo que en abril de 2017 fue detenido.

Respecto a su familia, consideró que todo el mundo cree que vive en la opulencia, de manera holgada, o en un cuento de hadas; sin embargo, aseveró que se desenvuelve en una situación “muy precaria” en Londres.

Finalmente, acusó que a su esposa “le inventaron un delito basado en el testimonio de un ex funcionario público de Veracruz que hoy está libre” y  denunció que la Fiscalía de Veracruz lo torturó y “lo obligaron a declarar en contra de Karime, con el objetivo de tener elementos para poder inventar un delito a Karime y por eso es que Karime tiene que estar allá”.

ACUSA DE EXTORSIÓN A ELÍAS BELTRÁN

Javier Duarte de Ochoa, ex Gobernador de Veracruz, aseguró que fue extorsionado por Alberto Elías Beltrán, ex encargado del despacho de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), para que dejara en paz a su familia y reclasificara el delito de delincuencia organizada, reveló Reforma.

En entrevista con el medio mexicano, el ex mandatario veracruzano declaró desde el Reclusorio Norte que pagó dinero al ex titular de la PGR y que también fue beneficiario Felipe Muñoz Vázquez, titular de la Subprocuraduría de Delitos Federales (SEIDO) hasta junio de este año.

Según explicó Duarte de Ochoa, a través de un amigo, el ex Presidente Enrique Peña Nieto le obsequió una suma de dinero para ayudarle, pues tenía “cargos de conciencia” por la persecución que vivía. El reportero Abel Barajas dice que esa cantidad fue entregada a su hermano, Cecil Duarte; dinero que pagó a Beltrán por la supuesta “extorsión”.

Asimismo, declaró que fue amenazado con la integridad y vida de su familia, por lo que no tuvo otra opción. Afirmó que no se trata de cohecho, sino de una extorsión.

Duarte Ochoa señaló en la entrevista que Miguel Ángel Osorio Chong, ex Secretario de Gobernación, fue clave en su salida y en su captura, pues fue quien le dijo que solicitara su licencia y quien negoció su entrega en Guatemala.

Calificó como una negociación su captura y reveló que le pidieron que se entregara antes de las elecciones del Estado de México, de lo contrario no funcionaría. A cambio, dejarían en paz a su familia.

Por su parte, Elías Beltrán negó haber recibido “pago alguno por ningún proceso judicial, ni por el de Javier Duarte ni por algún otro”, según Reforma. 

DUARTE OFRECE INFORMACIÓN VALIOSA

Previamente, Javier Duarte se ofreció aportar “información valiosa y privilegiada” sobre funcionarios de alto rango que formaron parte del gabinete del ex Presidente Enrique Peña Nieto.

A través de una carta que envió a la Fiscalía General de la República (FGR), dada a conocer por el periodista Ciro Gómez Leyva, el ex funcionario hizo oficial su intención de revelar información relevante.

De acuerdo con la información presentada en el noticiario nocturno de Gómez Leyva, el ex Gobernador señala su actual situación jurídica y asegura que es “conocedor de diversa información que pudiera considerarse privilegiada y que, de ser el caso, podría ser de utilidad para diversas investigaciones que se encuentra realizando esta Fiscalía”, escribió.

En el documento solicitó al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, a que gire órdenes para que se le tome declaración en las instalaciones del Reclusorio Preventivo Varonil Norte con el objetivo, según dijo, de contribuir a la procuración de justicia.

LA CONDENA DE DUARTE

La condena de 9 años contra el ex Gobernador Javier Duarte de Ochoa generó indignación e ira en las redes sociales en septiembre de 2018. Un comentario común: “Le salió barato” al ex Gobernador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) enriquecerse con dinero público. Activistas y organizaciones plantean que la Procuraduría General de la República (PGR) actuó, por instrucciones del ex Presidente Enrique Peña Nieto, para encubrir al ex mandatario de Veracruz.

Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, titular de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales de la PGR, salió el pasado 27 de septiembre sólo para confirmar que en tres años Javier Duarte podría salir de prisión. Dijo que podría gozar de algún beneficio cuando cumpla cuatro años y medio de condena, que incluyen el año y cinco meses que ya lleva encarcelado.

También destacó que la Procuraduría “no está satisfecha con la condena”… aunque es por un acuerdo con la propia Procuraduría que el político priista podrá quedar en libertad.

Un día antes, Javier Duarte se declaró culpable de los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa para obtener así una reducción de la sentencia en su contra. Esto fue posible gracias a la negociación entre la PGR y el ex mandatario para pedir un procedimiento abreviado.

El Juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, Marco Antonio Fuerte Tapia, condenó a Javier Duarte a una pena de 9 años de prisión y una multa de 58 mil 890 pesos. Y deberá entregar 21 terrenos ubicados en Campeche y 20 propiedades: 4 departamentos en Ixtapa y 9 inmuebles en la Ciudad de México, que incluyen tres departamentos en Bosques de Santa Fe, un edificio en Lomas de Chapultepec y dos departamentos en Polanco.

Fuente: Sin Embargo

      ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Gracias