PAÍSES DEBEN INTENSIFICAR TRABAJO EN CONJUNTO CONTRA EVASIÓN FISCAL

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Las autoridades tributarias alrededor del mundo deben intensificar el trabajo que realizan en conjunto para combatir, de manera oportuna y eficaz, la evasión fiscal, el soborno y otras formas de corrupción, apuntaron la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco Mundial (BM).

A través de un informe titulado “Improving co-operation between Tax Authorities and Anti-Corruption Authorities in Combating Tax Crime and Corruption”, estos organismos analizaron las experiencias de 67 países respecto a las acciones que realizan para combatir estos crímenes y enfatizaron la importancia del trabajo en conjunto de las autoridades tributarias de diferentes naciones.

Refirieron que, en los últimos años, los países han tenido una comprensión de las diferentes formas de delitos financieros, los cuales han aumentado y han llevado a que las jurisdicciones reconozcan la necesidad de adoptar enfoques intergubernamentales más completos, lo cual requiere una respuesta coordinada de las autoridades.

“Dado que se estima que las pérdidas de ingresos anuales por evasión de impuestos y corrupción ascienden a miles de millones  de es fundamental que las agencias gubernamentales puedan unir fuerzas para disuadir, detectar y procesar estos delitos (...) Al mejorar la colaboración interinstitucional entre las autoridades fiscales y las autoridades anticorrupción, los gobiernos estarán mejor equipados para combatir la corrupción y restaurar la fe en las instituciones del sector público y privado”, señalaron en el reporte.

La corrupción, añadieron los organismos, daña gravemente el tejido de la sociedad y enriquece, erróneamente, a los delincuentes a expensas de la confianza pública en las instituciones, crean competencia desleal y limitan el progreso hacia los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

“La corrupción, en todas sus formas, es un delito complejo y, a través de la tecnología moderna, los delincuentes utilizan métodos cada vez más sofisticados para evitar la detección. Esto hace que sea más importante que nunca que los líderes políticos, los encargados de la formulación de políticas y las autoridades policiales desarrollen enfoques conjuntos para erradicar tales comportamientos”, refirieron.

RECOMENDACIONES

El BM y la OCDE advirtieron que, hoy en día, todos los países se enfrentan a esta amenaza que plantea formas cada vez más complejas e innovadoras de delitos financieros, ello debido al avance tecnológico y las debilidades que persisten en las legislaciones de las diferentes jurisdicciones. De esta manera, los delincuentes logran mover, de manera encubierta, grandes cantidades de dinero entre múltiples jurisdicciones.

“Como consecuencia, las actividades delictivas como la evasión fiscal, el soborno y otras formas de corrupción son cada vez más sofisticadas. Mientras tanto, las estructuras de aplicación de la ley, en muchos casos, no han evolucionado a la misma velocidad y la comunidad internacional ha luchado para mantenerse al día con esta amenaza”, acotó el reporte.

En este sentido, la OCDE y el BM recomendaron a las autoridades en materia tributaria y anticorrupción diferentes mejoras en la cooperación que actualmente tienen. Entre dichas mejoras, exhortaron poner a disposición las medidas legales para la generación de informes y el intercambio de información, así como implementar procedimientos operativos simplificados y eficientes para garantizar que dichos informes sean efectivos en la práctica.

Asimismo, sugirió crear mecanismos de cooperación mejorados, como operaciones conjuntas y grupos de trabajo, además de promover una cultura de cooperación en todos los niveles de una organización, comenzando con líderes políticos y jefes de agencias.

“Los vínculos entre los delitos fiscales y la corrupción significan que las autoridades fiscales y las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley pueden beneficiarse enormemente de una cooperación y un intercambio de información más eficaces”, aseveraron.

Explicaron que las autoridades fiscales tienen una gran cantidad de información personal y sobre compañías acerca de sus ingresos, activos, transacciones entre otros, lo que puede ser una fuente valiosa de información para los investigadores que luchan contra la corrupción, mientras que éstos pueden proporcionar a los fiscos información sobre las investigaciones de corrupción en curso y completadas que podrían ayudar a una decisión de reabrir una evaluación fiscal, iniciar una investigación de delitos fiscales o promover la integridad entre los funcionarios tributarios.

Fuente: El Economista

Compartir


                                                                                                                         ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Suscribir