Odoo CMS- Imagen simple flotante

La participación que han tenido los sujetos obligados para elaborar la segunda Evaluación Nacional de Riesgos (ENR) ha sido alta; sin embargo, a petición de éstos se valoró la ampliación en el plazo para la entrega de los cuestionarios que contienen información que conformará dicho documento, indicó la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

De acuerdo con información del organismo dirigido por Santiago Nieto Castillo, para la conformación de este documento han participado más sujetos obligados o entidades financieras que en la primera versión, que fue en el 2016.

“La colaboración público-privada es una pieza esencial en el desarrollo del ejercicio, ya que en la medida en que los sectores identifican, entienden y evalúan sus riesgos, están en posibilidad de establecer mitigantes y asignar recursos a aquellos que mayor probabilidad e impacto les genere”, detalló la UIF en un documento dirigido a este medio.

Hace algunos días, este medio informó sobre la ampliación del periodo disponible para la recepción de información solicitada, vía cuestionarios, por la UIF a entidades financieras para la conformación de la segunda Evaluación Nacional de Riesgos, debido al nivel de participación que han tenido los sujetos obligados o entidades financieras.

Según la UIF, fue a principios de abril cuando se presentó el cuestionario que deben responder los sujetos obligados para conformar la segunda Evaluación Nacional de Riesgos. El periodo para la entrega de las respuestas vencía el 13 de mayo, pero el organismo informó que habría una ampliación hasta el próximo 21 de mayo.

“Considerando el número de sujetos que han dado respuesta al cuestionario, así como el volumen de llamadas y consultas vía correo electrónico atendidas aun después del 13 de mayo y tomando en cuenta que algunos sujetos obligados de manera proactiva solicitaron la ampliación del plazo para estar en posibilidad de remitir su cuestionario y que su percepción fuera considerada en el análisis, se valoró viable la ampliación del plazo”, indicó la UIF.

Para la UIF, esta ampliación se otorgó con la finalidad de fortalecer, aún más, la información disponible para el análisis, así como para dar oportunidad a aquellas entidades que todavía no han enviado su información requerida en los cuestionarios enviados.

“Los datos obtenidos de los cuestionarios de percepción de riesgos son una parte del análisis, los resultados de la ENR son considerados como información reservada por las implicaciones que tienen a la seguridad nacional, por lo que en su momento se dará a conocer los resultados que puedan ser públicos de este importante documento en tiempo y forma”, añadió la UIF.

Participan más sujetos

Información proporcionada a este medio indica que, para la conformación de esta evaluación nacional de riesgos, se ha tenido una mayor participación por sectores. Por ejemplo, en el sector de las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes ENR) han participado 1,254 entidades, cuando en el 2016 fueron 1,114, o los centros cambiarios, donde han participado 783, cuando en la anterior edición fueron 751.

“Aun cuando el tiempo de remisión del cuestionario en el 2019 fue más corto, la participación de los sectores ha sido alta”, explicó la UIF.

La unidad, dependiente de la Secretaría de Hacienda, precisó que la información que se pide a los sujetos obligados, en este caso las entidades financieras, es para determinar el grado de riesgo al que los sectores se encuentran expuestos en materia de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Por ejemplo, en la evaluación del 2016, se identificó al G7 bancario, las casas de bolsa y de cambio, y el resto de bancos comerciales como los sectores con el riesgo más alto para ser usados como vehículos del blanqueo de capitales.

“Los cuestionarios de percepción de riesgos (...) tienen como objetivo conocer la manera  como los sectores que forman parte del sector privado perciben los riesgos de  ser utilizados en la realización de operaciones de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo a través de sus instituciones, dados los clientes y usuarios con los que operan, los países y zonas geográficas de operación, los tipos de productos o servicios que ofrecen y los canales de distribución”, refirió la UIF.

Fuente: El Economista

      ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Gracias