PESE A QUE SON ALTAS, DESCARTAN TOPAR TASAS EN MICROCRÉDITOS

Aunque existen varios desafíos en el mercado de los microcréditos, tanto para su expansión como para su consolidación en beneficio de las personas de menos ingresos, topar las tasas de interés en este segmento no es la solución para generar un mayor impacto social entre la población que atiende, coinciden expertos.

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Académicos, empresarios y autoridades expresaron su visión respecto a las tasas de interés que se manejan dentro del mercado de las microfinanzas en México, las cuales pueden oscilar entre 70 y 80% para préstamos de alrededor de 6,000 pesos, que son los porcentajes más elevados en la región de América Latina; sin embargo, puede haber soluciones para reducirlas como, por ejemplo, disminuir la alta rotación de personal que existe en entidades dedicadas a este segmento.

“No es necesario topar las tasas, pero sí nos debería preocupar que el Estado (por medio de la banca de desarrollo o entidades de fomento) financie a entidades de microfinanzas que cobran entre 70 y 80% de tasa de interés, es decir, el gobierno mexicano no debe toparlas, pero sí debe incidir en bajarlas”, detalló Pablo Cotler, académico del departamento de Economía de la Universidad Iberoamericana.

Para Francisco Fernández, director general de la sociedad financiera popular CrediClub, topar las tasas de interés por decreto en los microcréditos impediría dar crédito a personas que son consideradas de riesgo.

“En México, hay tasas elevadas, respecto a otros países de América Latina, pero tiene que ver con el tipo de cliente que servimos, porque servir al cliente que atendemos significa un esfuerzo de muchas personas”, comentó Fernández.

Irían a la informalidad

El directivo de CrediClub acotó que, en caso de que la población que hoy atienden las microfinancieras no tenga opciones de servicios financieros, se acudiría a esquemas informales de servicios financieros, lo que representaría un riesgo para las personas más desprotegidas.

“Si se topan las tasas, a la gente, que en la actualidad se requiere visitar para brindarle el servicio financiero, se le negaría el servicio y desaparece el mercado; si no hay jugadores que les puedan prestar con un tope de tasa, regresarán a agiotistas, con costos exorbitantes, de 200 o 300% de interés, prácticas de cobranza fuera de lugar, en todos los lugares donde hay topes de tasa hay segmentos que dejan de atenderse, lo cual no sería lo adecuado”, expresó el directivo de CrediClub.

Para la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), topar las tasas de interés por decreto generaría que no haya interés de inversionistas de participar en este segmento.

“El que nosotros como gobierno determináramos un tope a la tasa de interés del microcrédito nos preocuparía mucho alejar a la inversión, que por topar las tasas ya no existan más personas que se quieran atrever a participar en este mercado que es tan importante en este país, no podemos llevar al país a un riesgo como tal”, explicó Gerardo Velázquez Sánchez, director adjunto en la CNBV.

Para Pablo Cotler, una de las soluciones para bajar las tasas de interés es que los inversionistas de las microfinancieras sean conscientes de que su labor es social y eso signifique que no tengan una rentabilidad tan alta. “El problema es que siempre se busca la ganancia (...) Se puede conseguir una rentabilidad decente, pero sin un enfoque social no sirve de nada”.

Fuente: El Economista

Compartir


                                                                                                                         ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Suscribir