PREOCUPAN LOS LÍMITES EN CRÉDITOS FINTECH

Odoo CMS- Imagen simple flotante

El sector de las instituciones de tecnología financiera, conocidas como fintech, se encuentra incómodo por los límites de los montos de financiamiento que se aplicarían a los proyectos que se publicarían en las plataformas de fondeo colectivo, o crowdfunding, especialmente en los que serían para el desarrollo de proyectos inmobiliarios o para personas morales.

En entrevista, Francisco Meré Palafox, presidente de la asociación FinTech México, indicó que si bien es de celebrarse que se avance en la emisión de las disposiciones secundarias, hay aspectos que se deben revisar antes de que se emitan en definitiva en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

“Hay algunas cosas que sin duda son positivas... pero también, evidentemente, hay algunos aspectos que a nosotros nos gustaría que se revisaran”, explicó Meré Palafox al hablar sobre el primer paquete de las disposiciones secundarias de la Ley Fintech, el cual se publicó hace algunos días en el portal de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) antes de publicarse en definitiva en el DOF.

De acuerdo con Meré Palafox, los límites que se publicaron para los financiamientos en las plataformas de fondeo colectivo, en algunos casos se quedarían cortos para realmente apoyar a los solicitantes que acudan a este tipo de empresas.

“Consideramos que en algunos casos resultan cortos, en particular los que tienen que ver con operaciones con personas morales y con proyectos inmobiliarios”, afirmó el presidente de la asociación FinTech México, una de las más activas en la participación de la elaboración de la Ley Fintech.

Según lo publicado en la Cofemer, los límites para los proyectos entre personas serían de hasta 50,000 Udis, es decir, poco más de 300,000 pesos, y para préstamos empresariales, de desarrollo inmobiliario, así como de capital y de copropiedad o regalías, dicho límite del monto recolectado sería de hasta 1 millón 670,000 Udis, es decir, hasta poco más de 10 millones de pesos.

“Nos parece que los límites por operación (para préstamos de personas morales y para el desarrollo inmobiliario) que se prevén resultan muy pequeños y que pueden generar un impacto para las empresas (solicitantes), porque por ejemplo, si quieren pedir más de 10 millones de pesos en crédito, tendrían que hacer varias operaciones o solicitudes, esto pudiera significar un impacto relevante tanto en costos para las empresas (solicitantes) como para las plataformas (crowdfunding)”, detalló Meré Palafox.

Asimismo, el presidente de la asociación FinTech México agregó que esto también limitaría el acceso a las empresas a financiamientos superiores a los 10 millones de pesos, especialmente para las pequeñas y medianas que hoy no son atendidas por las instituciones tradicionales como los bancos.

“Creemos que para las pymes esos montos resultan relativamente pequeños para las necesidades que pueden tener... La banca ha tenido un desarrollo muy importante para créditos pymes por debajo de los 10 millones de pesos, pero en operaciones mucho más grandes, hay un espacio donde las plataformas de fondeo colectivo pudieran tener una incidencia”, afirmó.

Respecto al impacto que tendrían estos límites para el desarrollo de proyectos inmobiliarios, indicó que estos de igual forma serían montos muy pequeños para el déficit de vivienda que se tiene en el país, además de que en estas plataformas ya ofrecen la seguridad de respaldar los financiamientos que ofrecen con un activo, que puede ser, por ejemplo, el mismo inmueble que se pretenda desarrollar.

En los borradores iniciales de las disposiciones secundarias se establecía que estos límites serían desde los 50,000 Udis, es decir, poco más de 300,000 pesos, hasta los 8 millones 3,160 Udis, esto es, casi los 51 millones de pesos.

Fuente: El Economista

Compartir