QUE UNA EMPRESA OTORGUE CRÉDITOS POR INTERNET, NO SIGNIFICA QUE LEGALMENTE SEA FINTECH: CONDUSEF

Las plataformas que ofrecen créditos por internet de manera fácil y de monto reducido, no quiere decir que legalmente sean consideradas como Instituciones de Tecnología Financiera (ITF) o fintech

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Las plataformas que ofrecen créditos por internet de manera fácil y de monto reducido, no quiere decir que legalmente sean consideradas como Instituciones de Tecnología Financiera (ITF) o fintech, pues estas últimas operarán con un marco normativo específico, que ampara a sus usuarios ante cualquier queja o inconveniente que pudieran tener por el servicio, indicó Óscar Rosado Jiménez, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Al inaugurar la treceava Convención de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México (Asofom), Rosado Jiménez explicó que la ley para Regular las ITF, o mejor conocida como Ley Fintech, regulará ciertas figuras que sólo podrán realizar actividades que contempla la ley, por lo que aquellas empresas que no estén al amparo de este marco normativo y realicen dichas actividades, podrían estar en escenario de un delito.

“Los créditos por internet, en pocos minutos, de monto reducido, que se ofertan por otros canales digitales y redes sociales, no implica que sean ofrecidos por una ITF (fintech)”, expuso Rosado Jiménez.

De acuerdo con la Ley Fintech, que se promulgó en marzo del 2018, esta normativa prevé dos tipos de ITF, las que realizan fondeo colectivo y las que emiten fondos de pago electrónico (monederos virtuales).

Las plataformas que realicen estas dos actividades tienen que meter su solicitud ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) antes del próximo 25 de septiembre, con el fin de conseguir el aval del órgano regulador para continuar con su actividad bajo la Ley Fintech, de lo contrario tienen que cerrar operaciones pues estarían en el escenario de un delito al realizar una actividad reservada sin el permiso de la autoridad.

“Estas nuevas figuras estarán operando por primera vez en nuestro país, de manera formal en el sistema financiero, para lo cual requerirán ser autorizadas y supervisadas por las autoridades, conforme a sus propias atribuciones y debemos orientar a las personas interesadas en realizar operaciones con ellas, de una manera clara, en sus derechos y obligaciones”, comentó Rosado Jiménez.

“Lo importante- añadió- es hacer un uso responsable de una nueva palabra reservada, que tiene atrás todo un andamiaje jurídico, operacional, tecnológico y de seguridad que la respalda”.

Fuente: El Economista

¡Suscríbete a nuestro Newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Gracias