REGLAMENTO FINTECH ES PRO BANCA TRADICIONAL: COFECE

Odoo CMS- Imagen simple flotante


El próximo gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador debe modificar “su chip” y dejar la “cultura proteccionista” que ha prevalecido en el país en diferentes industrias y que generó no sólo el crecimiento “excesivo” de algunas empresas, sino distorsiones de mercado que deben ser atendidas.

Alejandra Palacios, presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), destacó que hay industrias como la bancaria, la energética y la de aviación que a lo largo de los años han gozado de proteccionismo, lo que ha ocasionado que haya concentraciones de mercado, “y hacia adelante debemos tener reguladores que piensen más en el interés público que en empresas en particular”.

Destacó que, por ejemplo, la Ley Fintech “es un ejercicio extraordinario, pero es interesante ver el trasfondo”. La ley se negoció con la Asociación de Bancos de México (ABM) y con una Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), “a mi juicio, muy conservadora y muy pro banca tradicional; no se trata nada más de regular, sino de regular bien, y es un tema delicado que hay que cuidar”.

Prueba de ello es que, de acuerdo con Palacios, el reglamento de la Ley Fintech “pudo ser más agresivo para permitir la entrada de nuevas empresas”.

Recientemente, la presidenta de la Cofece dijo: “Aunque en lo general estas reglamentaciones constituyen un paso hacia adelante, en ellas existen espacios de oportunidad”.

Destacó que “el instrumento publicado por la CNBV podría desalentar la entrada al mercado de nuevos oferentes, pues el umbral de capital mínimo requerido a las instituciones de financiamiento colectivo (IFC) es de entre 3 y 4 millones de pesos, dependiendo de cuántos tipos de operaciones están autorizadas a realizar; mientras en el Reino Unido, España y Finlandia los requerimientos de capital están por debajo al equivalente de 1.28 millones de pesos, e incluso en Italia no existe piso alguno”.

O bien, “la regulación de la CNBV tiene el riesgo de segmentar el mercado de crédito entre las fintech y las instituciones tradicionales. Ejemplos como éstos, es decir, regulaciones que no son del todo promotoras de la competencia, nos recuerdan que las restricciones más dañinas a la misma surgen de marcos regulatorios que de manera artificial limitan la competencia”.

Entrevistada en el marco del foro ¿Cómo Puede México Volverse más Innovador, organizado por el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, el Center for Strategic and International Studies afirmó: “Hay mercados tan concentrados en México, ya sea porque o la regulación protegió a ciertas empresas en ciertas industrias, o no hubo aplicación o hubo una aplicación discrecional de la regulación, lo que dejó que ciertas empresas crecieran de manera excesiva”?

Reiteró que “la (Comisión Nacional) Bancaria (y de Valores) ha sido una institución que en general ha procurado cuidar a la banca tradicional”.

Citó como otro ejemplo de proteccionismo el sector de la aviación: desde que se modificó la ley y reglamento de aeropuertos “las aerolíneas usaban los slots como querían, cancelaban con pocas horas de anticipación, salían con retrasos, y durante muchos años a ninguna aerolínea se le retiró nunca ningún slot, eso hizo que las aerolíneas mal utilizaran el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y esto no salió a la luz hasta que la Comisión investigó”.

En cuanto a la industria energética, Alejandra Palacio recordó que estuvo protegida durante años “y por eso venimos empujando para pasar de estructuras monopólicas a mercados competidos”.

“La falta de regulación explica que haya muchas concentraciones de mercado en México”, advirtió.

Fuente: El Economista

Compartir


                                                                                                                         ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Suscribir