REGLAS A SOCAPS ALEMANAS DISMINUYEN RIESGO DE LAVADO

COOPERATIVAS Y BANCOS TIENEN MISMA REGULACIÓN

Odoo CMS- Imagen simple flotante

“Nunca ha habido sospecha de lavado de dinero en las cooperativas de ahorro y crédito en Alemania”, dijo Eckard Ott, presidente de la junta directiva de la Confederación Alemana de Cooperativas (DGRV, por sus siglas en alemán).

Ott afirmó que esto se debe a que estas entidades, que superan en número a los bancos comerciales en Alemania, tienen que apegarse a las reglas bancarias, las cuales también deben de estar alineadas a lo exigido por la Unión Europea, siempre bajo el principio de proporcionalidad regulatoria.

“Se tienen las mismas reglas que cualquier institución financiera (...)de auditoría y de control que cualquier otro banco”, expresó Ott.

En Alemania, la Autoridad Federal de Supervisión Financiera, que está bajo la supervisión del Ministerio Federal de Finanzas alemán, y el Banco Central Alemán son los organismos encargados de supervisar a las entidades del sistema financiero.

En este tenor, todas las entidades que realicen un servicio de ahorro y préstamo en territorio germano deben de estar sujetas de manera proporcional (de acuerdo a su tamaño) a las mismas reglas, por ejemplo: requerimientos de capital, liquidez, esquemas de auditoría, prevención de lavado de dinero y otras que emanan de la Unión Europea y que se aplican a más de 28 países de la región.

Para Andreas Wieg, jefe de gabinete de la DGRV, a pesar de la fortaleza de este sector hay otras preocupaciones para el sistema alemán cooperativista en general, debido a casos donde se crearon cooperativas no necesariamente financieras, para especular con el dinero de sus socios con el único fin de crear dividendos y no servicios adecuados a las necesidades de éstos.

“Se crearon cooperativas que funcionan como fondos de inversión, es decir, que recaudan fondos y los invierten (...) Algunas de ellas ya llegaron a la quiebra y ahí se perdieron millones de euros”, detalló Wieg, y añadió que esto ha llevado a una discusión política sobre cómo mejorar los esquemas de auditorías del sector cooperativo.

Por encima de la banca

En Alemania existen alrededor de 1,400 entidades financieras, de las cuales 875 son cooperativas de ahorro y crédito, también conocidas como bancos cooperativos, que compiten directamente con la banca comercial e incluso la rebasan, pues ésta actúa más como banca de inversión y no ofrece todos los servicios que una cooperativa financiera.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, en México operan 160 entidades autorizadas de este tipo.

En Alemania, donde existe una inclusión financiera de más de 90% de la población, con los escándalos de quiebras y fraudes de principio del siglo pasado se entendió que tenía que haber una regulación general para todo tipo de cooperativas. La primera ley general de cooperativas germana se creó hace 130 años.

En este contexto, las cooperativas de ahorro y crédito alemanas tienen que estar dentro de las leyes financieras, en función de su tamaño.

Asimismo, existe una federación que por ley debe velar por la sostenibilidad de las cooperativas, misma que es parte de la confederación DGRV, que también aglutina a federaciones de cooperativas de otros tipos, como agrícolas, mercantiles y de consumo.

Según la DGRV, en promedio los activos totales de un banco cooperativo alanzan 1.1 billones de euros, cifra que ha aumentado desde hace años debido a las fusiones que se han dado desde 1970, cuando había 7,100 bancos cooperativos.

Con la crisis del 2008, hubo bancos que tuvieron grandes dificultades de solvencia. De acuerdo con la DGRV, al sistema cooperativo de ahorro y crédito alemán con esta crisis no se “le movió ni un pelo” y se demostró que el modelo germano es uno de los más sólidos en el mundo, que atiende a más de 18 millones de socios, en una de las potencias mundiales de la economía.

Fuente: El Economista

      ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Gracias