SUPERVISIÓN EN PREVENCIÓN DE LAVADO EVOLUCIONA: CNBV

En la CNBV se han aplicado mecanismos para fortalecer la supervisión de prevención de lavado de dinero en el sistema financiero

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Desde hace años, la supervisión que hace la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo comenzó a evolucionar y busca ser más efectiva para acotar los riesgos de estos ilícitos en el sistema financiero, indicó Sandro García-Rojas Castillo, vicepresidente de Procesos Preventivos del organismo.

Al participar en el evento Cumplimiento 360: Una Mirada al Desarrollo Social y Tecnológico, el funcionario recordó que desde hace algunos años, en la CNBV se han aplicado mecanismos para fortalecer la supervisión de prevención de lavado de dinero en el sistema financiero, por ejemplo, se implementó la certificación de oficiales de cumplimiento, la obligación de matrices de riesgos, la elaboración de guías para el sistema financiero, el dictamen técnico exigido y desde hace meses se ha empezado con un programa piloto de supervisión en la materia apoyada en la tecnología.

“Nosotros en la CNBV nos hemos sentido partícipes en una revolución que se ha dado en el tema de prevención de lavado de dinero, así nos sentimos. Toda la gente que ha pasado por la comisión (recientemente) participó en la invención de la certificación (de oficiales de cumplimiento y demás profesionales en la materia), el dictamen técnico, el enfoque basado en riesgos, las guías y las matrices”, comentó el funcionario en el evento organizado por la consultoría GMC360.

García-Rojas Castillo detalló que en la actualidad se trabaja en un proyecto para que la tecnología tenga más peso en el proceso de supervisión que hace la CNBV en la materia, pues existen complejidades de la vigilancia tradicional que hace el organismo, por ejemplo, en el tiempo de recopilación e información que recibe por parte de las entidades financieras, el análisis de grandes volúmenes de información, la identificación de patrones de riesgo y el almacenamiento de datos.

“Estamos viendo cómo hacemos las cosas con una dinámica distinta y lo que hicimos fue construir una plataforma que resuelve una problemática que tenemos, por ejemplo, el tiempo de la recopilación y validación de la información (al momento de hacer la supervisión de las entidades financieras) y el análisis de grandes volúmenes de información, entre otros”, comentó.

Según el funcionario, en este proyecto, que comenzó hace meses, participa la aceleradora R2A y es patrocinado por las fundaciones Rockefeller Advisors así como la de Bill y Melinda Gates. En la actualidad con este proyecto, comentó, se trabaja en la implementación de 45 procesos de conciliación de datos, se busca fortalecer los escenarios de riesgo para seleccionar expedientes y se valora los espacios para el almacenamiento de información.

Área comprometida

El funcionario dijo que nadie se ha ido del área de prevención de lavado de la CNBV, compuesta por más de 100 personas, ante la ley que congela a exfuncionarios de alto nivel por 10 años para trabajar en la Iniciativa Privada.

“Del área de la vicepresidencia que dirijo no se ha ido nadie”, expresó y añadió que esto por un tema de compromiso que se tiene para la supervisión en esta área para el sistema financiero.

“Es un tema de compromiso, de valor de equipo, es un tema en donde yo no me vi trabajando en una institución privada, porque servir es un privilegio, pero construir nos toca a todos y el equipo donde estoy y la gente que me respalda están comprometidos”, detalló García-Rojas Castillo, de quien hace unas semanas se rumoraba que saldría de la CNBV luego de la desbandada de funcionarios que ha habido en el organismo.

Fuente: El Economista