TRES SOFIPOS TIENEN PROBLEMAS DE CAPITALIZACIÓN

Odoo CMS- Imagen simple flotante

Tres sociedades financieras populares (sofipos) tienen problemas de capitalización y, en caso de no resolverlos, podrían tener revocada su autorización para operar como tal, debido a ciertos incumplimientos con la Ley de Ahorro y Crédito Popular, principalmente en los índices de capital que debía de mantener para su operación.

De acuerdo con información del esquema de alertas tempranas, que se encuentra publicada en cada federación de supervisión auxiliar a estas instituciones, arroja que entre mayo y junio pasados, tres sofipos no cumplían con el nivel de capitalización idóneo para operar, que es de 130%, y en consecuencia no se encontraban en la categoría número 1, la cual es la adecuada para que puedan operar.

El nivel de capitalización es el indicador que representa la fortaleza financiera de una institución para hacer frente a riesgos inesperados.

Estas tres instituciones son Operadora Reforma, Caja Sierra Gorda y Proyecto Coincidir, las cuales, si bien no se encuentran en la categoría número 4, que es donde se ubican las sofipos con los niveles más bajos de capitalización (por debajo de 56%), sí tienen problemas para cumplir con los niveles adecuados.

La sofipo Operadora Reforma, que cuenta con más de 80,000 clientes y alrededor de 22 sucursales a mayo pasado, presentó un nivel de capitalización de 101.2% y se ubicó en la categoría número 2.

De acuerdo con la ley, las sofipos que se ubiquen en la categoría número 2 deberán presentar a su consejo de administración un informe detallado de su evaluación integral de las causas de su situación financiera, además de un plan de conservación de capital y evitarse realizar operaciones de alto riesgo.

En la categoría número 3 se encuentran Caja Sierra Gorda y Proyecto Coincidir, debido a que en su última evaluación arrojaron un nivel de capitalización entre 100 y 131 por ciento.

Las sofipos que estén en dicha categoría, además de realizar las medidas que se exigen para las que se encuentran en la categoría 2, tienen que implementar acciones más agresivas para conservar su capital como, por ejemplo, suspender el pago de dividendos a sus accionistas.

Caja Sierra Gorda, la cual tiene a Carlos Noriega Curtis como presidente en su consejo de administración, cuenta con 27 sucursales y atiende a 14,250 clientes en siete entidades del país. Al 30 de junio pasado, presentaba un nivel de capitalización de 97.24%, para ubicarse en la categoría número 3.

Por su parte, Proyecto Coincidir, la cual ha tenido problemas de liquidez en los últimos meses, atiende a poco más de 33,000 clientes en cinco sucursales. A esta entidad ya le fue requerido un plan de restauración de capital y a pesar de haberlo presentado, no ha logrado responder algunas observaciones realizadas por la autoridad, por lo que se le ubicó en la categoría número 3.

DEBEN INCREMENTARLOS

Hace algunas semanas, Francisco Mier, director de supervisión de las sofipos en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, indicó que a pesar de que la mayoría de las entidades del sector, compuesto por 43 en operación, se encuentra en la categoría 1, con niveles de capitalización por arriba de 131%, muchas deben mejorar este indicador, con el fin de hacer frente a escenarios adversos.

“En la categoría número 1 no se requiere una acción correctiva, pero es un hecho que varias sociedades que están (con un índice de capitalización) entre 131 y 150% habrá que buscar que vayan fortaleciendo su capital (...) para tener mayor margen de maniobra o mayor colchón ante algunas circunstancias adversas”, mencionó Mier.

Fuente: El Economista

Compartir