UNA DE CADA 3 TERMINALES DE COBRO SON DE UNA FINTECH

Odoo CMS- Imagen simple flotante

 

Dispositivos que no miden más de 10 centímetros y aplicaciones móviles están cambiando la forma en que muchos de los comercios en México concebían los pagos con tarjeta.

Fintechs como Clip, Sr. Pago, iZettle y Billpocket encontraron en la complejidad a la que se enfrentan la mayoría de los comercios al solicitar una terminal punto de venta, la clave para potenciar sus empresas.

El modelo de negocio de estas Fintech parece un tanto simple: venden dispositivos que al conectarse a un smartphone o tableta electrónica permiten realizar cobros vía tarjeta con comisiones promedio de 3.0 por ciento por transacción o permiten pagos a través de una aplicación, ya se vía una wallet o mediante un código QR.

Su propuesta ha sido bien recibida. Los últimos datos disponibles del Banco de México (Banxico) muestran que a junio de 2018 una de cada tres terminales punto de venta que hay en el país ya corresponden a uno de estos emprendimientos que comenzaron a salir al mercado en 2013.

Hasta dicho mes del año pasado, en México había poco más de un millón 460 mil terminales punto de venta, casi 500 mil ya eran de una Fintech. Este último número pudo haberse incrementado al culminar 2018, pues miembros del ecosistema estiman que en conjunto esta industria ya ha colocado 600 mil dispositivos.

“Básicamente el éxito se lo deben a la experiencia del usuario, a la facilidad de usar esto (sus dispositivos) y a que realmente todo el esquema de contratación es súper sencillo, en cinco minutos tú ya eres un ente adquiriente”, explicó Ernesto Terríquez, director de Medios de Pago LATAM en la consultora Minsait.

Los directores de estas Fintech coinciden con lo anterior. El éxito de su modelo de negocio, dicen, se debe especialmente a tres factores: no existen comisiones recurrentes, ni transacciones mínimas mensuales; cualquiera puede acceder a este servicio y no es necesario acudir a una sucursal bancaria.

“Nuestros clientes solo necesitan hacer una cuenta con nosotros, comprar la terminal y empezar a usarla, no requieren un monto mínimo mensual, no hay pagos mensuales y anuales por el uso de la tecnología y tampoco están obligados a un periodo de uso”, destacó Luis Arceo, country manager de iZettle, una Fintech sueca que fue comprada a finales del año pasado por el gigante Paypal.

“Lo único que el usuario debe de comprender es que cada transacción tiene un porcentaje de costo”, señaló Pablo González, CEO de Sr. Pago.

SE ACELERA EL NEGOCIO

La aparición de estos startups ha acelerado la colocación de terminales para cobrar vía una tarjeta. Según datos de Banxico, de 2008 a 2012 el número creció a un ritmo promedio de 9.0 por ciento, mientras que de 2013, cuando estas Fintech comenzaron a aparecer, a 2018 el ritmo aceleró a 15 por ciento anual.

A diferencia de los bancos, estas startups no obtienen sus ingresos de las rentas de los equipos, ni tampoco de comisiones mensuales por incumplir en un determinado número de transacciones.

“El hecho de que los pagos con tarjeta en tu negocio no se convierta en un costo fijo es gran parte de la explicación del éxito del modelo”, dijo Alejandro Guizar, CEO de Billpocket.

Fuente: El Financiero


                                                                                                                        ¡Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de todas las noticias en Materia de PLD/FT!

Gracias