VULNERABLES, MÁS DE 30 UNIONES DE CRÉDITO

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha identificado poco más de 30 uniones de crédito

Odoo CMS- Imagen simple flotante

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha identificado poco más de 30 uniones de crédito, de un sector compuesto por 84 entidades, que, si bien cumplen con el mínimo regulatorio de capital de 8%, ante un escenario de inestabilidad de la economía tendrían problemas de viabilidad.

De acuerdo con Anselmo Moctezuma Martínez, vicepresidente de Supervisión de Finanzas Populares y Banca de Desarrollo de la CNBV, los consejos de administración de las uniones de crédito deben establecer procesos de planeación de capital, con el fin de estar preparados ante escenarios adversos y de acuerdo a los riesgos que buscan tomar.

“De las 84 uniones de crédito, sólo 55 son resistentes a un escenario adverso y hay una cantidad de 30 más o menos que no aguantarían una volatilidad (…) Pese a que respetan el mínimo regulatorio, no son resistentes a escenarios de estrés”, declaró Moctezuma Martínez.

En la pasada XIV Convención Nacional de Uniones de Crédito, el funcionario indicó que, dentro de la CNBV, se trabaja para que estas entidades apliquen las medidas correspondientes para tener una fortaleza de capital y sean todavía más solventes de lo que son en la actualidad, con el fin de enfrentar escenarios adversos, ya sea de la economía o de mercado.

De acuerdo con la CNBV, el índice de capitalización es el indicador que representa la fortaleza financiera de una institución para soportar pérdidas no esperadas por los riesgos en los que incurre.

Según el supervisor, las uniones de crédito deben de acatar las recomendaciones que hace la autoridad al respecto, pues aunque no estén implícitas en la regulación deben de tomarlas en cuenta con el fin de tener solidez.

“Estoy convencido de que la regulación ayuda a fortalecer a las entidades. Es una inversión, les da estabilidad en el tiempo (…) Como supervisor, no puedo exigir medidas que no están en las normas, pero sí se necesita que las acaten como recomendación que se haga a la entidad. Son temas importantes que van a llegar tarde o temprano a la regulación”, acotó el funcionario.

Para la CNBV, las principales funciones a supervisar en las uniones de crédito son: que instrumenten un proceso de planeación de capital en función de su estrategia de negocio y perfil de riesgo deseado; vigilar la ejecución de estrategia de negocio, y fomentar valores de ética corporativa.

Fuente: El Economista