• GMC360

AUDITORES DE CENTROS CAMBIARIOS ESTAN EN LA MIRA DE LA CNBV


En los últimos meses, la autoridad ha detectado diversas irregularidades en la labor que realizan auditores para verificar el cumplimiento a las disposiciones de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo de distintos participantes, especialmente de los centros cambiarios, por lo que los estándares mínimos de calidad que solicitan a estos actores se han reforzado, de acuerdo con un análisis de la consultoría RedFlag PLD.


Según la firma, la autoridad ha identificado que las auditorías realizadas a centros cambiarios clasifican a algunas entidades como de bajo riesgo, cuando operan en condiciones que las hacen más vulnerables al lavado de dinero, por ejemplo, se ubican en zonas fronterizas o portuarias y además, tienen presencia en municipios donde existen cárteles de la droga o grupos delictivos.


“Es muy probable que el centro cambiario se encuentre más expuesto a que, a través de las operaciones que realiza (cambio de divisas) se puedan mezclar recursos de procedencia ilícita, por consiguiente, la CNBV lo clasificaría en un alto riesgo”, se puede leer en el informe y añade que, en la práctica, los auditores no los clasifican de esta forma.


“Se tiene la sospecha que ciertos auditores realizan omisiones francas sobre la forma de abordar los lineamientos establecidos para una auditoria en materia de PLD/FT (prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo), es decir, colaboran a que el centro cambiario aparente un cumplimiento normativo eficiente, aunque no lo sea”, añade el análisis.


Los auditores tienen la labor de realizar un informe de auditoría con el objeto de evaluar y dictaminar durante el periodo comprendido de enero a diciembre de cada año, el cumplimiento a la normativa en materia de prevención de lavado de dinero de una entidad como puede ser un centro cambiario.


Atención en auditores


De acuerdo con RedFlag PLD, en los últimos meses, la Unidad de Inteligencia Financiera y la CNBV han volcado su atención en la labor de los auditores luego de identificar los puntos débiles, o cuellos de botella, que impiden avanzar en el combate al lavado de dinero.


“Se tiene conocimiento de casos en que un solo auditor se encuentra llevando a cabo auditorías a más de 150 centros cambiarios ubicados principalmente en zonas de Jalisco, Tamaulipas, Veracruz y Tijuana. Estas auditorías son realizadas bajo el esquema de ‘Formato’ es decir, todas son prácticamente idénticas”, destaca el análisis.


En este contexto, el reporte resalta que en los informes de auditoría presentados a la autoridad existen omisiones importantes, por lo que la atención de los reguladores se ha centrado más en la labor de estos actores.


“Esto trajo consigo que los estándares mínimos de calidad para una auditoría hayan sufrido cambios significativos, volcando la atención en los auditores y no tanto en los auditados”, acota la firma.


Los centros cambiarios son sociedades anónimas que realizan de forma habitual y profesional, la compra de venta de billetes, piezas acuñadas y metales comunes, con curso legal en el país y están regulados por la ley general de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito.


La CNBV supervisa su cumplimiento en materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, donde tienen que cumplir en aspectos como contar con políticas de identificación y conocimiento del usuario, entre los principales.


Principales omisiones de auditores:

  • No informan sobre el sistema antilavado de un centro cambiario.

  • Omiten pruebas de prevención de operaciones con personas bloqueadas.

  • Falta de pruebas para corroborar la metodología antilavado. Fuente: El Economista

66 vistas0 comentarios
ContactO

Av. Insurgentes Sur 859, 2do piso, Nápoles, Benito Juárez, 03810, CDMX.

​​

Tel:

556550 7575 / 76

atencionaclientes@gmc360.com.mx

  • Spotify - Círculo Negro
  • WhatsApp
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Youtube

© 2020 Copyright Oterces Consultores de México S.A. de C.V.