Bloqueó la UIF mil 447 cuentas vinculadas a la trata de personas


Ciudad de México. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) interpuso ocho denuncias por trata de personas que derivaron en el bloqueo de mil 447 cuentas bancarias de personas físicas y morales, por un monto de 147 millones 793 mil pesos, y el desmantelamiento de “empresas fachada” encargadas de traer jóvenes extranjeras para prostituirlas, informó Santiago Nieto, titular del organismo.


En la presentación del Primer Informe de Trata de Personas México 2020-2021 –delito que tiene una cifra negra de 99 por ciento–, detalló que de 2004 a la fecha el número de reportes de operaciones inusuales fue de 2 mil 131.


Las investigaciones llevaron al bloqueo de cuentas de 117 personas de manera directa y 174 como terceros relacionados en la actual administración, y es la explotación sexual la que cuenta con el mayor número de reportes de operaciones inusuales.


En los pasados 11 años se registraron 63 casos de niñas, niños y adolescentes victimizados, y la Ciudad de México se ubicó en el primer sitio en el delito de trata, en virtud de su dimensión poblacional; le siguen los estados de México, Quintana Roo, Jalisco y Tamaulipas.


Con las autoridades capitalinas se tienen dos denuncias contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre y la página Zona Divas, por las que se giraron tres órdenes de aprehensión contra el líder de esa organización, y se tiene otra con la entidad mexiquense.


Jurisprudencia, freno


Hasta el momento se han generado bloqueos por 147 millones de pesos, “quisiéramos tener más, pero nos enfrentamos a la jurisprudencia Medina Mora que permite el libramiento de los acuerdos de bloqueo y de los recursos a las personas que bloqueamos”, puntualizó.


De acuerdo con el informe de la administración capitalina, la oferta de trabajo engañosa desplazó al enamoramiento como la forma más común de enganche, en gran medida ante la vulnerabilidad por la necesidad económica derivada de la pandemia de Covid-19.


Los tipos de explotación de trata, delito considerado por la Organización de Naciones Unidas como el tercero más redituable después del tráfico de armas y drogas, crecieron entre 13 y 6 por ciento, sobre todo la explotación laboral y uso de personas menores de 18 años en actividades delictivas.


Asimismo, la mendicidad forzosa y la adopción ilegal de persona menor de edad, detalló, al señalar que aunque la mayoría de los reportes recibidos en la Línea Nacional contra la Trata de Personas proceden de México, se tuvieron casos de Dubái y Malta.


Una llamada a esa línea “puede salvar una vida. Recordemos que detrás de cada cifra hay una cara y una voz que merece ser escuchada para garantizar la protección de los derechos humanos de todos”, afirmó Kristian Hölge, representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.


Fuente: La Jornada