CAPTACIÓN DE AHORRO CRECE EN INTERMEDIARIOS POPULARES: CNBV


Los intermediarios financieros del sector popular han arrojado un saldo positivo en la captación de ahorro que hacen tanto de sus clientes como de sus socios, pese a las condiciones económicas que imperan en el país a consecuencia de la contingencia sanitaria.


La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) publicó este jueves los datos a enero de 2021 de los sectores de las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) así como de las financieras populares (sofipos), los cuales arrojan el buen comportamiento de estas organizaciones en materia de captación de ahorro del público.


Según las cifras, el sector de las socaps, compuesto por 155 entidades en operación, presentó a enero pasado un saldo en la captación de ahorro de 155,235 millones de pesos, es decir, un crecimiento de 9.5% respecto al mismo periodo del 2020.


Asimismo, el sector de las sofipos, integrado por 38 instituciones en operación, alcanzó un saldo de 21,981 millones de pesos, es decir un crecimiento anual de 7.2 por ciento.


El crecimiento en el ahorro en estas instituciones si bien no es sorpresivo, pues en crisis anteriores el comportamiento ha sido similar, llama la atención por atender segmentos populares y que tradicionalmente son desatendidos por otras instituciones como los bancos.


En cuestión de colocación de crédito, ambos sectores registraron complicaciones a enero pasado. Según los datos de la CNBV, las socaps presentaron en este rubro un saldo de 107,390 millones de pesos, es decir una caída de 2.3% anual; mientras que las sofipos registraron un saldo de 22,995 millones de pesos, es decir, una caída anual de 9.2 por ciento.


Respecto a los índices de morosidad, el sector de las sofipos fue el mejor librado, al registrar un indicador de 9.59% a enero pasado, es decir una disminución de 3.35 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del 2020. Para las socaps, este índice fue de 5.4% al primer mes del 2021, es decir un crecimiento de 1 punto porcentual anual.


Fuente: El Economista

6 vistas0 comentarios