• GMC360 Nos importa lo suficiente, para hacer el cambio

Coreanos, japoneses y rusos buscan banco en México: CNBV



En el exterior se ha despertado mucho interés por constituir bancos en México, por lo que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) cuenta, hasta el momento, con cerca de 10 solicitudes de licencia de coreanos, japoneses y hasta un ruso, para conformarse como una institución de Banca Múltiple, refirió Jesús de la Fuente Rodríguez, presidente del órgano regulador.


Son solicitudes de bancos que traen una tecnología de punta, que quieren manejarse con un sentido digital, destacó en el marco de la 85 Convención Bancaria.


Actualmente en México, de 100 por ciento de los activos del sistema bancario, 67 por ciento está en manos de subsidiarias de bancos extranjeros.


En entrevista con El Heraldo de México, dijo que a raíz de que muchas empresas quieren establecerse en el país o ya están constituidas prefieren financiarse con los suyos.


Comentó el caso de compañías japonesas que buscan operar con instituciones financieras de su país de origen.


Jesús de la Fuente Rodríguez refirió que para agilizar los trámites de las autorizaciones, que es una de las facultades principales de la Comisión, propone la instalación de una ventanilla única en Banco de México y la CNBV, lo que permitirá una atención más rápida y simplificar los tiempos y trámites.


Parte del tiempo en que la CNBV da la autorización responde a que los solicitantes no siempre entregan la información requerida, y conforme a lo solicitado a la primera y el tiempo que se toma Banco de México para dar su opinión que va de dos a tres meses.


Además de la ventanilla única, dijo, “estamos haciendo una revisión exhaustiva a ver qué otro tipo de cosas podemos mejorar, pues uno de los objetivos que tengo es dar mayor rapidez a las autorizaciones, pero no depende nada más de nosotros”.


COLUMNA VERTICAL


De la Fuente comentó que otra de las tareas fundamentales de la CNBV, además de las autorizaciones, es la supervisión y que derivado de la pandemia por COVID-19 se suspendieron las inspecciones físicas o ex situ.


Así que se optó por una supervisión reforzada, que consiste en hacer una vigilancia tomando en cuenta factores de riesgo adicionales para cuidar más a través de inspecciones.

Reconoció que no hay nada como la inspección física, pero el sentido de la inspección es analizar los grande riesgos.

“Ya no analizamos muchas cosas que nos perdíamos quemando polvoritas en infiernitos, ahora nos vamos a lo fundamental”, como son los riesgos de mercado, de administración, de capital, de cartera, que son aspectos fundamentales de la CNBV

Comentó que se han reactivado las supervisiones ex situ, pero la vigilancia se hace desde las oficinas de la CNBV, y dio como resultado el cierre de entidades que captan de manera irregular.


Fuente: El Heraldo de México

Autor: Verónica Reynold


44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo