• GMC360 Nos importa lo suficiente, para hacer el cambio

Covid-19, regulación y pagos digitales, los catalizadores fintech en América Latina: KPMG



"El mercado fintech en América Latina está caliente", así lo describe la firma KPMG en su pulso del ecosistema correspondiente al cierre del 2021 y es que, para la consultora, el ecosistema en la región ha presentado un crecimiento acelerado impulsado por factores como el impacto del Covid-19, la regulación, los pagos digitales y el modelo de banca abierta.


En el Pulso Fintech global al cierre del 2021, KPMG detalla que durante el año pasado la inversión para el ecosistema en toda la región alcanzó los 5,000 millones de dólares en 120 acuerdos, cuando en el 2020 se registraron 82 acuerdos por cerca de 2,000 millones de dólares.


"Es un nivel estratosférico de crecimiento que sorprendió incluso a los optimistas. En México, por ejemplo, los niveles de inversión en el 2021 coincidieron con lo proyectado para los próximos cinco años juntos", describe el informe.


De acuerdo con el informe, que se basa en informes proporcionados por el área de KPMG México, el crecimiento que ha tenido el ecosistema fintech en la región ha sido impulsado por diversos factores. En primera instancia, el reporte destaca el impacto de la pandemia en la vida de los latinoamericanos.


"Se estima que 10.8 millones de latinoamericanos realizaron su primera compra en línea durante el confinamiento. Las ofertas de banca digital se dispararon. También se pusieron muy de moda, por ejemplo, en Brasil, el banco digital C6, en el que JP Morgan tiene una participación de 40%, realizó una campaña publicitaria de gran éxito encabezada por la modelo Giselle Bundchen", se describe en el reporte.


Posteriormente, el informe resalta la labor regulatoria de los distintos gobiernos de la región para dar certidumbre no sólo al público en general, sino también a inversionistas que buscan aterrizar capitales en este ecosistema.


"Tanto los reguladores como los bancos centrales están decididos a aumentar los niveles de inclusión financiera en un continente donde 60 % o más de la población puede no estar bancarizada. Al mismo tiempo, las regulaciones de fintech han aportado más certeza y confianza al sistema", acota.


En este contexto, el informe apunta que las plataformas de tecnología financiera han sabido enfocarse en segmentos de mercado que han sido desatendidos por las entidades financieras tradicionales.


"Las fintech han definido más claramente los mercados a los que quieren llegar, y su objetivo número uno se ha convertido en aquellos desatendidos por los bancos tradicionales. Esto incluye a los recién graduados y jóvenes que inician su primer trabajo, trabajadores informales o eventuales, y aquellos que pueden no tener un historial crediticio. Las pequeñas empresas también son un objetivo importante, brindándoles la capacidad de aceptar pagos digitalmente", añade el reporte.


En materia de pagos y banca digital, el reporte abunda en que este segmento de negocio se ha convertido en el dominante en la mayoría de los países de América Latina, seguido de los préstamos.


Sin embargo, destaca que no sólo en estas dos vertientes se observa un dinamismo del ecosistema fintech, pues también se destaca la posibilidad de acceder a productos y servicios financieros que antes sólo predominaban en segmentos de altos ingresos.


"Por ejemplo, en México, Flink permite a los clientes comprar fracciones de acciones desde solo un dólar. El intercambio de criptomonedas Bitso ha tenido un gran éxito. También ha habido un crecimiento en insurtech, lo que permite a las personas tomar la cobertura que necesitan de un menú flexible de opciones", explica.


Respecto a los acuerdos de inversión, el reporte señala que si bien, los capitales provienen principalmente de mercados como el de los Estados Unidos, se observa que los grandes bancos de la región comienzan a realizar inversiones estratégicas.

"Hay un número cada vez mayor de colaboraciones y asociaciones a medida que los jugadores tradicionales buscan integrar soluciones fintech en sus cadenas de valor", describe el reporte.

Asimismo, el informe explica que si bien, en algunos segmentos la banca seguirá como dominante, es indudable que las fintech ya comienza a quitarle a los bancos parte del mercado en ciertos productos.


"Los neobancos ofrecen 42% más de funciones en sus aplicaciones móviles que los bancos tradicionales y cuentan con el doble de velocidad de inicio de sesión. El uso de monederos digitales está en constante crecimiento", acota el análisis.


En cuanto al tema del modelo de banca abierta, la firma describe que su amplio potencial podría impulsar aceleradamente el crecimiento del ecosistema durante los próximos años, pese a los desafíos que se presentan en materia de infraestructura.


"El mercado fintech en América Latina está caliente. Se espera que las tendencias de crecimiento continúen, con valores de acuerdos que al menos se dupliquen este año. El 2022 será un gran año para las fintech, creando un importante potencial de creación de valor para aquellos jugadores lo suficientemente audaces como para aprovechar la oportunidad", concluye el análisis respecto a la región.


Fuente: El Economista

Autor: Fernando Gutiérrez

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo