Dictamen de Línea 12 confirma corrupción: abogado de deudos


El abogado de los familiares de las víctimas de la Línea 12 dijo que el dictamen preliminar confirma irregularidades en la construcción.


EFE.- El abogado de las víctimas del derrumbe de la Línea 12 del Metro de la capital mexicana, que dejó 26 muertos el pasado 3 de mayo, señaló que el informe de la empresa noruega DNV, dado a conocer ayer miércoles, confirmó la corrupción institucional en el gobierno de la Ciudad de México.


Agregó que ya prepara un análisis de la situación de la Línea 12 llevado a cabo por ingenieros y arquitectos mexicanos, cuyo costo será el equivalente a una cuarta parte de lo que cobró la compañía noruega que fue de alrededor de 1 millón de dólares.

El informe de peritaje preliminar independiente realizado por la empresa noruega DNV reveló que la causa del desplome del tren se debió una “falla estructural” de la construcción.


“Se confirmó lo que siempre hemos venido denunciando, la Línea 12 presentó irregularidades desde su inicio y fue construida sobre una red, complicidades y corrupción”, dijo el abogado las víctimas, Teófilo Benítez, en un comunicado.

Agregó que todas las instituciones del gobierno de la Ciudad de México encargadas de procurar justicia han optado por ignorar a las víctimas y que tarde o temprano se confirmarán errores en la construcción.


Entre otras fallas, dijo, están que la Línea 12 tuvo un mal proyecto ejecutivo y de ingeniería de toda la obra, que hubo cálculos estructurales malos, mala calidad de los materiales empleados y fallas en la supervisión.


El defensor dijo que espera que tanto la mandataria de la capital, Claudia Sheinbaum, como el presidente Andrés Manuel López Obrador realmente investiguen a todos los causantes de la tragedia.


“Necesitamos saber quien pagará penalmente y quien será sancionado”, expresó.

Sobre la depuración de responsabilidades, Sheinbaum aseguró que dependerá de la Fiscalía capitalina y anunció que formará un equipo técnico de “altísimo nivel” para realizar un proyecto ejecutivo de “refuerzo y rehabilitación” de La línea 12 a fin de que vuelva a operar.


En tanto, el Colegio de Ingenieros Civiles de México, que el jueves presentará su propio informe, dijo que “no considera peritajes ni evaluación en la zona colapsada de la Línea 12, porque ésta es una situación que está bajo proceso judicial por parte de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México”.


Señaló que sólo ha efectuado la “inspección ocular de los viaductos elevados de las líneas 4, 9, B y 12 del Metro capitalino”, de la cual presentará sus resultados.


La tragedia ocurrió el 3 de mayo por la noche cuando cedió una viga de un puente elevado de la línea 12, entre la estaciones Olivos y Tezonco, en el sureste de la capital, provocando la caída de un tren con pasajeros que quedó encallado en forma de “V”.


Con cerca de 220,000 pasajeros diarios, la línea era conocida por sus ruidos y curvas bruscas, además de que vecinos habían denunciado la existencia de grietas en el puente elevado tras el sismo de 2017.


Fuente: Forbes México

10 vistas0 comentarios