• GMC360

DONATORIOS SE PRESTAN PARA OPERACIONES QUE PARECEN LAVADO DE DINERO: BUENROSTRO

La titular del SAT dijo que también han identificado a asociaciones que se hacen pasar por donatarias, sin embargo, no tienen ni siquiera RFC.

La jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, defendió frente a los senadores su propuesta de poner nuevos candados a las donatarias para el 2021 con el argumento de que han detectado algunas que han lucrado con la causa por la que nacieron y, además, se prestan para operaciones con factureras o que parecen lavado de dinero.


Durante una reunión de las Comisiones de Hacienda y Crédito Público, y de Estudios Legislativos Segunda del Senado con funcionarios de Hacienda y del SAT, para analizar la Miscelánea Fiscal y Ley de Ingresos de la Federación 2021, la funcionaria aseguró que hay donatarias que han hecho mucho por las instituciones y hay que cuidarlas, pero hay otras que lucran y se vuelven “negocios”.

“Las donatarias se prestan para operaciones que pueden ser como las de las factureras y también pueden ser presuntivas de lavado de dinero, y ahorita con la pandemia se ha hecho un abuso de las donatarias”, sostuvo la funcionaria esta tarde durante la reunión virtual.


“No digo que sean todas, hay unas que son muy buenas y sirven mucho y han hecho mucho por las instituciones, pero precisamente por eso tenemos que cuidarlas. Lo que queremos hacer es realmente blindar el noble oficio de las organizaciones sin fines de lucro, no podemos permitir que algo tan noble se contamine con operaciones que parecen lavado de dinero”, afirmó.


Para ejemplificar la situación de las donatarias, expuso tres casos de organizaciones sin referir sus nombres, aunque se trata de casos relacionados con el sector salud, incluso hay casos que involucran al Instituto de Salud para el Bienestar.


El primer caso -mencionó- se trata de donatarias que reciben donativos y compran medicamentos con ese dinero, una vez que adquirió los medicamentos se los venden a los institutos de Salud de Tlalpan y, como la donataria se lleva bien con el del Patronato del hospital, el nosocomio le da una adjudicación directa a la donataria.


“Lo que hemos visto es que la donataria compra una caja con 10 dosis en 5 mil pesos, pero al hospital le vende una dosis en 5 mil pesos, entonces, operan como farmacia, pero luego la factura al SAT la dan como si hubiera sido donativo, no puede ser eso, eso no es donataria, es una empresa que se dedica a vender medicamentos”, refirió.


El segundo caso ocurrió que un hospital público recibió una donación de 200 millones de pesos, el SAT preguntó el origen del dinero y el hospital respondió que de un donativo en especie a través de un equipo médico, del cual no cuenta con factura, ya que la factura la tiene la donataria.


El fisco fue con la donataria y respondió que no tenía la factura con la que compró esos equipos porque había sido también una donación en efectivo y con ese dinero fue como compró los equipos que donó.


“Lo que decimos es que nadie puede donar equipos por millones de pesos sin factura. Finalmente esa donataria nos trajo las facturas y están a nombre del INSABI en lugar de que estén a nombre de las donatarias, entonces, uno no entiende nada ¿no? Y mientras qué pasó con el dinero de los donativos de la gente”, expresó.


El tercer caso -describió- se trató de un hospital que dijo que había podido atender a más pacientes de COVID-19 porque les regalaron unas cámaras que son como cuartos de hospital inflables en donde se atendió a pacientes que ya no necesitaban ventilador ni oxígeno.


En el SAT se le preguntó al hospital la razón por la que no se reportó la donación de los inflables como donativo en especie, a lo que el hospital respondió que no los reportó porque se los prestaron por dos meses, mientras que los registros de la donataria dicen que los inflables fueron un donativo definitivo.


“Lo que sucedió aquí es que la donataria le recoge los inflables a una instituciona a los dos meses y luego los vuelve a prestar a otro hospital, pero al SAT los reporta como su hubiera vuelto a donar, es decir, los mismos inflables los donan 4 o 5 veces y el problema es que luego eso son puras devoluciones”, expuso.


Buenrostro dijo que también han identificado a asociaciones que se hacen pasar por donatarias, sin embargo, no tienen ni siquiera RFC, pero aún así llegan a los institutos de salud para lucrar con nombres de las donatarias.


“Nosotros lo que estamos convencidísimos y lo hemos discutido mucho al interior del SAT es que no es justo para toda la gente que da donativos y que espera que esos donativos lleguen a la gente pobre pues no sabemos en qué se están convirtiendo y muchos ni tienen RFC”, mencionó.


La Cámara de Diputados aprobó la propuesta de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el sentido de que aquellas fundaciones u organizaciones que obtengan más del 50 por ciento de sus ingresos de actividades diferentes a donativos perderán su autorización ante el Servicio de Administración Tributaria, a fin de evitar que realicen actividades lucrativas.


La próxima semana el Senado deberá ratificar o modificar este “candado” a las donatarias en la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

La jefa del SAT reapareció públicamente 17 días después de que diera positivo a COVID-19, sus colaboradores más cercanos dijeron que la funcionaria “está bien de salud”.

30 vistas
ContactO

Av. Insurgentes Sur 859, 2do piso, Nápoles, Benito Juárez, 03810, CDMX.

​​

Tel:

556550 7575 / 76

atencionaclientes@gmc360.com.mx

  • Spotify - Círculo Negro
  • WhatsApp
  • Linkedin
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Youtube

© 2020 Copyright Oterces Consultores de México S.A. de C.V.