• GMC360 Nos importa lo suficiente, para hacer el cambio

¿Fintech y cooperativas contra el rezago agroalimentario?



En México existe un rezago de 50% de la producción agroalimentaria, es decir, produce apenas la mitad de los alimentos que se requiere y parte de esa barrera se debe a una baja productividad en el sector agropecuario del país. Para combatir este problema, la Sparkassenstiftung Alemana, en colaboración con el laboratorio de innovación Brixton Ventures Lab, anunciaron la segunda fase del programa agro.connect.


La intención de este programa es conectar a agrotecnológicas (startups fintech y agrotech) con entidades financieras, especialmente cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), enfocadas en el sector agropecuario del país, para hacer más eficientes los procesos de estas últimas y así poder tener más impacto en las pequeñas productoras del país.


"Nuestras instituciones financieras buscan un ecosistema funcional y ustedes (startups) crean estos ecosistemas, pues son herramientas con soluciones que van a resolver problemas actuales. Nosotros en los últimos años quisimos detectar dónde están las brechas y con la digitalización, innovación y transformación digital sabemos cómo cerrar estas brechas que hemos detectado", detalló Gerd Weissbach, director general para América Latina y el Caribe en Sparkassenstiftung Alemana.


Para Julián Romo, consultor de Cooperación con Startups para Sparkassen, el sector cooperativo de ahorro y préstamo en México enfocado a la actividad agropecuaria del país tiene el reto de hacer más eficientes sus procesos mediante tecnología, con el fin de apoyar a los productores en su actividad.


"Hay algunas instituciones financieras que tienen procesos todavía análogos, por ejemplo, desde la solicitud del crédito. En la edición anterior del programa, hubo resultados muy positivos de una solicitud de crédito que tomaba entre 30 y 45 días al digitalizarla, se redujeron los tiempos entre tres y cuatro, lo cual para el pequeño productor es maravilloso. Muchas veces, ese tiempo hacía que perdiera la época en que podía sembrar", comentó Romo.


Brazo financiero alemán


El grupo financiero Sparkassen es uno de los más grandes en Europa, con 520 instituciones que forman parte de él, de las cuales 400 son cajas de ahorro alemanas, y con operaciones cercanas a los 3 billones de euros.


La Sparkassenstiftung Alemana es el brazo consultor de dicho grupo financiero y actualmente tiene presencia en América Latina con el fin de apoyar al desarrollo sostenible de la región mediante inclusión financiera.


En este contexto, tiene iniciativas como la de agro.connect, la cual busca seleccionar a las mejores empresas para desarrollar un proyecto colaborativo contó con instituciones financieras aliadas al esquema y así aumentar la inclusión financiera y productividad de las personas que son pequeñas productoras agropecuarias.


"México es la segunda economía más grande de América Latina y donde se tiene una dependencia en producción agropecuaria, agroalimentaria, de aproximadamente 50%, es decir produce 50% de los alimentos que necesita y parte de esta barrera (deficiencia en la oferta de alimentos) se debe a una baja productividad y rentabilidad que está muy ligada al tema tecnológico y la falta de innovación en el sector agroalimentario", destacó Romo.


"El objetivo -añadió- es fortalecer el sector agroalimentario y fomentar el desarrollo rural en México a través de esta oferta de servicios financieros adecuados. Con todo esto, es donde surge agro.conect".


Los interesados en participar deberán enviar su propuesta hasta el 31 de mayo próximo por medio de la página: https://www.agroconnect.mx/.


En la primera fase, las empresas participantes fueron Conecta, Imix, IncluirTec, Siembro y Verqor, las cuales apoyaron a socaps como Caja Depac Poblana, Progresemos, Caja Popular Mexicana, Caja Solidaria Valle Guadalupe y Acreimex. Mediante este esquema, se facilitaron 20 millones de pesos en créditos.


De acuerdo con la convocatoria, después del cierre de la misma, las compañías serán evaluadas y se anunciarán a los finalistas a inicios del mes de junio para iniciar con el esquema el próximo 27 de junio.


Dentro de los beneficios de acceder a este esquema se encuentran los siguientes:

  1. Acceso a un apoyo financiero sin obligatoriedad de retribución, o equity-free de hasta 10,000 euros.

  2. Vinculación con aliados del sector agropecuario.

  3. Asesoría y acompañamiento individual durante la duración del programa.

  4. Mentorías impartidas por personas expertas en el desarrollo rural y financiero del sector.

  5. Realización de un proyecto colaborativo con alguna de las instituciones financieras aliadas.

“Este es el primer programa en América Latina que fomenta la colaboración entre startups y cajas de ahorro o cooperativas rurales. Al igual que en la primera edición, nos enfocaremos en seleccionar a las startups con mayor potencial y que cuenten con la tecnología para tener un impacto significativo en el sector agropecuario mexicano”, señaló Karla Chávez, cofundadora y directora de Innovación en Brixton Ventures Lab.


Fuente: El Economista

Autor: Fernando Gutiérrez

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo