Fintechs no desplazarán a los bancos, los van a transformar, dice GMC360 tras compra de Finterra



Con esta adquisición Credijusto es la primera Fintech en vencer al sistema bancario tradicional.

Si hace un par de años nos hubieran dicho que la existencia de un banco tradicional se encontraría amenazada por las Fintech (empresas de finanzas de reciente creación cuyo valor se basa en el uso de la tecnología), pocas personas lo hubiéramos creído. Posiblemente porque la imagen de un banco siempre ha sido la de una institución fuerte y poderosa.


Para sorpresa de muchos posiblemente ese día llegó a México, pues recientemente el banco Finterra especializado en créditos al sector agroalimentario y empresarial de México fue adquirido por Credijusto, una empresa Fintech que se dedica al financiamiento de Pymes con mínimos requisitos y en cuestión de un par de días.


Pero en realidad, ¿qué significa esto para los grandes bancos? ¿peligra el modelo bancario como hasta ahora lo conocemos? Entrevistamos a Selma Castellanos para que nos diera su punto de vista. Ella es socia y directora jurídica de Grupo Mexicano de Consultoría (GMC 360), institución especializada en capacitaciones en materia de antilavado de dinero ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el organismo federal encargado de supervisar a la banca tradicional y a las Fintech en México.


Primero, ¿qué es Credijusto?


Credijusto es una institución del sector Fintech especializada en otorgar financiamientos a pequeñas y medianas empresas con mayor flexibilidad y rapidez que los bancos tradicionales. Su prioridad es entender las necesidades de cada empresa para ayudarlas a fortalecer su negocio.


Hay que dejar en claro que la figura legal para operar de Credijusto no es una Institución de Tecnología Financiera (ITF), si no más bien una Sofom ENR que lleva operando ya varios años en el mercado y se encuentra regulada por la CONDUSEF.


La forma en cómo funciona Credijusto es mediante la precalificación y evaluación integral de los solicitantes que se realiza en solo un día. Los requisitos para precalificación son:

  • 7 últimos estados de cuenta (de todas las cuentas).

  • Estados financieros (últimos 2 años + último parcial).

  • Validación de SAT (con RFC y Clave de lectura CIEC).

Ahora bien, ¿Qué importancia tiene para el ecosistema Fintech que Credijusto haya comprado a Finterra?


Selma Castellanos recalca que es demasiado importante pues por una parte, nos demuestra que un sector de “reciente creación” como lo son las Fintech, en pocos años ha demostrado el alcance exponencial que puede tener, como las operaciones cotidianas se pueden transformar con el uso de la tecnología, explotando esa capacidad para potencializar proyectos, expandirse a otros mercados, brindar nuevas oportunidades y beneficios a sus clientes, de forma rápida y rentable.


Pero también demuestra el precedente que han marcado las instituciones de crédito, como al día de hoy son necesarias para cerrar el círculo, ya que a veces no es suficiente ser una institución ágil, con buenas herramientas tecnológicas, con productos diversos, si no cuentas con los beneficios y el respaldo que te otorga una licencia de un banco.


“Se fusiona la tecnología con el esquema tradicional, creando una banca completamente innovadora que busca cubrir la totalidad de las necesidades de los clientes, logrando un crecimiento económico importante y sobre todo, marcando un precedente al ser la primera startup mexicana en adquirir un banco regulado en el país.”

¿De verdad las Fintech en algún momento desplazarán a los bancos?


Selma comenta que aunque muchas personas consideran que el surgimiento de las Instituciones de Tecnología Financiera será el fin de la banca tradicional, a ella le parece que es todo lo contrario:

“las instituciones de crédito, como el resto de las Entidades que conforman el sistema financiero mexicano, no ven a este nuevo sector como una amenaza sino como un reto, un nuevo desafío que los obliga a buscar sus propias soluciones tecnológicas para ofrecerle un mejor servicio a sus clientes o usuarios buscando a su vez la permanencia de los mismos, crear nuevas oportunidades de negocios o expandirse a otros mercados, el beneficio que obtienen al implementar herramientas innovadoras, que a su vez les permite a las Entidades protegerse de posibles fraudes, robos de identidad e inclusive de ser utilizados como vehículos para el blanqueo de capitales o financiamiento al terrorismo”

Por otro lado hay que tomar en cuenta las ventajas que tiene la banca tradicional: su amplia experiencia en el sistema financiero, su gran presencia en el país o bien que las personas aún desconfían en las aplicaciones móviles y para su mayor tranquilidad, optan por realizar sus movimientos bancarios directamente en sucursal, pero sobre todo, como lo dijimos al principio, la solidez y el reconocimiento que tiene este sector en nuestro país.


“No creo que las Fintech desplacen a las instituciones de crédito, más bien creo que las Fintech serán una pieza clave para transformar la banca como la conocemos hoy en día.”

Respecto a esto, en una entrevista con la revista Expansión, Allan Apoj, CEO y cofundador de Credijusto asegura que tomarán estas ventajas de la banca para mejorar sus servicios pues tras la adquisición de Finterra por 50 millones de dólares (mdd) buscarán atender las necesidades de financiamiento de las pequeñas empresas dedicadas al sector agrario del país, así como lanzar una tarjeta de crédito y ofrecer servicios como el manejo de divisas.


Por último le preguntamos a Selma: ¿qué enseñanza deberían tomar los bancos con la adquisición de Finterra por parte de Credijusto? y según su conocimiento en la materia, opina que los bancos tradicionales de ahora en adelante deben tomar en consideración que las Instituciones de Tecnología Financiera o Fintech, no son un sector que se mantiene estático, si no que al contrario, día con día buscan nuevas herramientas tecnológicas, oportunidades de negocio, mejorar la experiencia del cliente, disminuir tiempos de respuesta, mayores controles de ciberseguridad, entre otras cosas.


“Los bancos deben apostar por la innovación, encontrar ese equilibrio entre el esquema tradicional y las nuevas tecnologías, ofrecer nuevas experiencias a sus clientes generando fidelidad, abarcar nuevos mercados, diversificar sus productos y a sus propios clientes, pero sobre todo dejar de ver al mundo digital como el enemigo, sino todo lo contrario, verlo como un aliado.”

Fuente: Heraldo Binario