Google compra otra fintech y le dice a Mastercard: “Gracias, ya no te necesito”



Google compró otra fintech, ahora en Japón, y su brazo financiero es cada vez más largo. Se llama Pring y tiene como socio a 7-Eleven.


La incursión de Google en el mercado de los servicios financieros comenzó hace algunos años, pero se ha intensificado en los últimos meses a partir de una serie de adquisiciones y desembarcos en nuevos mercados del gigante tecnológico en el segmento fintech.


Una de las compras más notables es la que los medios asiáticos están difundiendo este jueves en Japón, donde Alphabet, la compañía detrás de Google, adquirió una empresa de pagos sin efectivo por un monto estimado de 25 mil millones de yenes, el equivalente a más de 200 millones de dólares.


Se trata de Pring, una startup de pagos con sede en Tokio propiedad de Mizuho Bank, una entidad financiera con larga historia en ese país.


De esta forma, Google espera poder ofrecer servicios de tecnología financiera, como pagos y transferencias, en Japón, luego de haber lanzado productos similares en otros destinos, como Estados Unidos e India.


Esta decisión de Google de introducirse por completo en los servicios de tecnología financiera es un nuevo ejemplo de empresas tech que utilizan su sólida presencia en línea, su valor de marca y sus enormes bases de datos para convertirse en ventanillas únicas para diversos servicios relacionados con las finanzas, desde compras y pagos, hasta créditos.


Los japoneses son consumidores poco afectos a los pagos en efectivo, por lo que allí Google tiene mucho para avanzar, hay un enorme mercado potencial en expansión.


La entrada de Google, además, intensificará la competencia en el sector, donde ya hay otros jugadores tecnológicos.

Pring ya tiene acuerdos con 50 bancos japoneses, entre ellos, los tres más importantes. Además, está asociada a la cadena de tiendas 7 Eleven, lo que le da ventajas sobre otros proveedores de servicios de pago sin efectivo porque la relación con los potenciales clientes es directa.


Unas 450 empresas japonesas, incluida la compañía Nippon Gas, utilizan Pring para reembolsar pagos a sus empleados. La app, además, permite a sus usuarios realizar pagos, transferencias de efectivo y retiros en teléfonos inteligentes y computadoras.


En paralelo, Google está operando con Google Pay en Japón, al igual que en otros 45 países. Entre todos, tiene más de 155 millones de usuarios mensuales. No se conoce si en este mercado unirá ambos servicios o los mantendrá separados.


Por el momento, Google Pay en Japón opera en asociación con las principales marcas de tarjetas de crédito y prepagas.


Al comprar Pring y su red, Google podrá operar los servicios financieros por su cuenta, sin necesidad de necesitar del “puente” de Visa o Mastercard. ¿Hará lo mismo en otros mercados? Una buena pregunta que por ahora no tiene respuesta.


Después del efectivo, las tarjetas de crédito son el método más popular de pagos en Japón, seguido de las tarjetas prepagas y los teléfonos inteligentes.


En el mercado nipón deberá competir con PayPay y Rakuten, que han creado un ecosistema donde se brinda una amplia gama de servicios a sus usuarios, como compras por comercio electrónico, acceso a Internet, teléfonos inteligentes y servicios financieros.

Fuente: Merca2.0