• GMC360

LA UIF EMPRENDE ACCIONES CONTRA EL COHECHO INTERNACIONAL

El objetivo es detectar y prevenir ilícitos de manera inmediata y, en su caso, castigar el soborno de un servidor público.

Con la finalidad de responder a recomendaciones de organismos internacionales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda junto con otras autoridades mexicanas, han emprendido acciones para atacar y combatir el cohecho internacional.


La UIF informó sobre las medidas en seguimiento al reporte de la fase IV de México sobre la implementación de la Convención Anticohecho de la OCDE, compuesta por 44 países, entre las que destacan la publicación de guías tanto para instituciones financieras, de seguros y empresas que realizan alguna de las 16 actividades vulnerables previstas en la ley antilavado, con el fin de detectar y prevenir este ilícito de manera inmediata y, en su caso, castigar el soborno de un servidor público.


“La publicación de dichas guías tiene como objetivo establecer un marco de referencia bien definido que contenga las pautas, medidas, herramientas y mecanismos que faciliten la identificación, prevención y el combate a operaciones con recursos de procedencia ilícita que puedan tener como delito precedente el cohecho internacional”, explicó la UIF en una nota informativa.


Entregan dádivas


De acuerdo con la OCDE, el cohecho internacional se comete cuando empresas prometen o entregan una dádiva a un funcionario público extranjero para obtener ventajas en una transacción comercial internacional, la adjudicación de un contrato de construcción o una concesión de petróleo o gas (algo similar a lo que ocurrió en el caso de la empresa Odebrecht, de origen brasileño).


En este contexto la UIF también elaboró un documento donde describe una tipología espejo sobre cohecho de altos ejecutivos en el sector público y desarrolló un modelo de riesgo para detectar operaciones financieras relacionadas con este ilícito.


“Todas estas herramientas están encaminadas a robustecer y fortalecer nuestro Sistema de Prevención al Lavado de Dinero y Contra el Financiamiento al Terrorismo, fomentar mejores prácticas y cumplir con los estándares internacionales en la materia” detalló dicha instancia a cargo de Santiago Nieto Castillo.


Fase IV


En octubre del 2018, la OCDE informó que como parte de los resultados de la evaluación de la fase IV sobre la implementación en México de las medidas para combatir el soborno de servidores públicos extranjeros, era necesario que el país diera más prioridad en la aplicación de la ley contra este ilícito, pues hasta ese entonces, no había procesado un solo caso de soborno a funcionarios extranjeros a 19 años de ratificar la Convención Anticohecho.


“Esto es motivo de gran preocupación, especialmente dado el carácter exportador de la economía mexicana, y porque sus exportaciones incluyen sectores de alto riesgo de corrupción, como las industrias extractivas, manufactureras y agrícolas”, detalló la OCDE en su momento.


Dicho informe sugirió fortalecer las medidas para detectar el soborno extranjero, mediante la identificación de pagos ocultos como gastos permitidos para fines fiscales, la detección de productos provenientes de estos actos y la mejora en el intercambio de información de agencias gubernamentales que pueden detectar estos actos en el extranjero. Fuente: El Economista

25 vistas0 comentarios