MÉXICO BUSCA MEJOR EVALUACIÓN CONTRA LAVADO DE DINERO


México está en condición de mejorar en seis de siete recomendaciones para combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, informó ayer la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), representante del país ante el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).


El grupo compartió a sus delegaciones integrantes el proyecto de tercer Informe de Seguimiento Intensificado de México con el objetivo de solicitar observaciones o comentarios al respecto, informó la UIF.


Señaló que México pidió la recalificación de siete de 16 recomendaciones que fueron consideradas como parcialmente cumplidas y se refieren al control en el combate al lavado de dinero a través de organizaciones sin fines de lucro, la debida diligencia del cliente, personas expuestas políticamente, nuevas tecnologías, transferencias electrónicas, dependencia en terceros, controles internos, así como filiales y subsidiarias.


Conforme a los resultados preliminares del equipo de evaluadores del GAFI, México podría mejorar sus calificaciones en seis de las siete recomendaciones en las cuales solicitó revaluación: En la recomendación ocho, referente a medidas para combatir el lavado de dinero o el financiamiento al terrorismo en las organizaciones sin fines de lucro pasaría de parcialmente cumplidas a mayormente cumplidas.


En la recomendación 10, sobre la debida diligencia del cliente –que se refiere a identificar a éste y al beneficiario final a través de documentos, datos o información confiable de fuentes independientes– pasó de parcialmente cumplida a mayormente cumplida.


En la 12, sobre personas expuestas políticamente (aquellas que cumplen o a quienes se les han confiado funciones públicas prominentes, como jefes de Estado o de gobierno, funcionarios gubernamentales, políticos o ejecutivos de alto nivel, además de judiciales o militares de alto rango, entre otros, ascendió de parcialmente cumplida a cumplida.


Para la recomendación 15, sobre las nuevas tecnologías, pasó de parcialmente cumplida a mayormente cumplida. Con respecto a la 16, sobre transferencias electrónicas, ascendió de parcialmente cumplida a cumplida y la 17, de dependencia en terceros, de parcialmente cumplida a cumplida.


Las recomendaciones del GAFI constituyen un esquema de medidas completo que los países deben implementar para combatir el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, así como también el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva.


Fuente: La Jornada