• GMC360 Nos importa lo suficiente, para hacer el cambio

¡Ojo! Hacen fraude inmobiliario usando de 'carnada' a Airbnb



César comenzó a buscar casa para irse a vivir solo este 2022, para este fin buscó en plataformas inmobiliarias opciones de renta al sur de Ciudad de México. Encontró varios prospectos buenos que coincidían con lo que buscaba y encontró uno con un precio menor al promedio de la zona, pero no contaba que se trataba de un fraude usando la plataforma de Airbnb. El supuesto arrendador dice que se encuentra fuera del país por lo que “tiene contacto con los interesados únicamente a través de un correo electrónico”.


En los mensajes explica las características básicas del espacio que según renta, que el precio incluye algunos servicios y a causa de viajes de trabajo le es “imposible” reunirse con el interesado por lo que recurre a la plataforma de alojamiento Airbnb para que se encargue de la transacción. “Siempre lo rentó a través de Airbnb, ya que es una compañía de perfil, y son muy profesionales. Ellos garantizan una transacción segura para ambos”, se lee en uno de los correos.


Así, si César seguía interesado en el departamento, el supuesto arrendador registraba la transacción en Airbnb para poder hacer la reserva, después de abonar el depósito de seguridad y un mes de renta, y quede confirmada la transacción, se agenda una cita con un “agente” de la plataforma para visitar el lugar.


Si al final el espacio en renta no cumple con las expectativas en 24 horas se devuelve el dinero sin el cobro de comisión. “Para estar seguro le pedí a la persona hacer una videollamada pero nunca contestó nada al respecto, solamente me mandó correos muy planificados, de hecho, su dirección de correo era muy rara, nada de cuentas normales como las que usamos". “Un día decidí por curiosidad, y para ver en donde era el departamento, fui al lugar. Había una lona. En efecto, era el departamento, pero tenía un celular de contacto, y no solo un correo, como en la plataforma”, contó Cesar.


Leonardo González Tejeda, analista real estate en Propiedades.com, explicó que, si bien Airbnb es una plataforma de alojamiento para uso vacacional, este tipo de fraudes son una triangulación que se volvió común aprovechando la supuesta facilidad y seguridad que otorga en el proceso de rentas a distancia, pero la plataforma no cuenta con la estructura institucional para emitir contratos de arrendamiento.


“Cuando mandé un mensaje, me di cuenta que era un fraude, porque eran las mismas fotos que estaban en la plataforma, pero el costo de renta eran 18 mil pesos y no de 12 mil como supuestamente estaba anunciado en la plataforma, y se hacía por medio de una asesora inmobiliaria”, indicó la víctima.


González Tejeda explicó que existen características que son comunes para identificar este tipo de fraudes, como son ofertas o precios por debajo del promedio de la zona, las características de la propiedad, evitar contacto telefónico o presencial y todo el proceso sea solicitado por correo electrónico o que se solicite un depósito para visitar la propiedad o incluso viviendas que no están en renta.


Estos delitos son más comunes durante los primeros meses del año cuando más personas buscan mudarse. “Lo más recomendable es que siempre se realice una reunión presencial con el propietario o el agente para verificar los datos, no dar depósitos, ni otorgar datos personales, copias de identificaciones o registros de ingresos”, agregó. Sin embargo, los términos y condiciones de estas plataformas de anuncios de inmuebles las protegen de hacerse responsables por algún fraude publicado en ellas, ya que se trata de anuncios gratuitos y en el caso de los de paga solamente son por posicionamiento.


“Las plataformas no son propietarias del parque habitacional, solo se encargan de facilitar la información y anunciar la propiedad en un clasificado, y en realidad en caso de que esto genere un proceso pericial o judicial luego de una denuncia, involucra directamente a los propietarios y las plataformas no están involucradas en la transacción”, enfatizó. Ante esto, estos sitios digitales crearon procesos a fin de controlar las malas prácticas en los anuncios que se publican en sus portales, ya sea revisando manualmente uno a uno de los clasificados por precio, tipo de inmueble, fotografías y teléfonos de contacto con lo que se valida si se cumple con los parámetros o se elimina y bloquea la cuenta de no ser así.


Por su parte, Vivanuncios agregó que, si se desconfía de alguna empresa inmobiliaria, se puede buscar en el portal Buró Comercial de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para conocer su comportamiento comercial y los principales motivos de reclamación hacia la compañía. Propiedades.com señaló que la instancia legal en caso de fraude es Profeco, pero se pueden hacer denuncias por vía legal. Además, en caso de identificar un fraude de este tipo es necesario comunicarse con el área de atención a clientes de las plataformas para dar seguimiento a la información sospechosa.


Fuente: Milenio

Autor: Karen Guzmán

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo