• GMC360 Nos importa lo suficiente, para hacer el cambio

¿Qué se piensan sobre la corrupción y la inseguridad?



La corrupción y la seguridad son dos temas fundamentales, para la sociedad y el gobierno. El candidato López Obrador dijo que si ganaba la presidencia al solo asumir el cargo se terminaría la corrupción.


Y también que los gobiernos anteriores no sabían hacer frente al tema de la seguridad, pero que con él en Palacio Nacional el Ejército de inmediato volvería a los cuarteles y su gobierno, con otra estrategia, resolvería el problema de la inseguridad.


GEA-ISA acaba de dar a conocer los resultados de su encuesta trimestral. En este artículo se comparan encuestas de 2019, 2020 y 2021 con la de marzo 2022 en el tema de la corrupción y la inseguridad, para ver si a tres años de gobierno ha cambiado la percepción de la ciudadanía.


En 2022, el 82 % piensa que todavía hay corrupción en el gobierno federal y el 10 % no. En septiembre de 2019, el 69 % creía que todavía había y el 23 % que ya no. Crece en 13 puntos quienes dicen que todavía hay corrupción y disminuye en 13 los que creen que ya no existe.


Para septiembre de 2019, el 25 % de los encuestados decía que los funcionarios del actual gobierno eran menos corruptos frente a los gobiernos anteriores y en 2022 ya solo el 17 %. Crece en ocho puntos quienes piensan que los actuales no son menos corruptos que los anteriores.


El 56 % pensaba que el presidente había realizado acciones para evitar la corrupción en marzo de 2019 y en 2022 lo piensa el 42 %. Cae en 14 puntos los que piensan que el presidente realiza actividades en contra de la corrupción.


En 2022, el 52 % considera que con relación a hace seis años la corrupción ahora sigue igual que antes y en marzo de 2019 era el 55 %. No hay variación. En marzo de 2019, el 31 % consideraba que era mayor contra el 21 % en 2022. Una reducción de 10 puntos. Y si es menor el 14 % lo decía en 2019 y el 21 % en 2022. Un crecimiento de siete puntos.


El 55 % piensa que el país es igual de inseguro que hace seis meses, el 37 % que es más y el 12 % en 2022. En marzo de 2019, el 47 % que es igual, el 39 % que es más inseguro y el 14 % menos. No hay variaciones en estos indicadores. La percepción de inseguridad y el crecimiento se mantiene.


En 2022, el 54 % desaprueba la estrategia de seguridad del gobierno federal para combatir al crimen organizado y el 38 % la aprueba. En 2019 el 65 % la aprobaba y el 28 % la desaprobaba. Crece en 26 puntos la desaprobación y disminuye en 27 puntos la aprobación.

El 52 % piensa que las organizaciones criminales han crecido y se han vuelto más violentas y el 40 % que han disminuido en 2022. En septiembre de 2021, el 42 % pensaba habían crecido y el 48 % disminuido. Aumenta en 10 puntos los que piensan que el crimen ahora es más fuerte y disminuye en ocho puntos quienes dicen ha decrecido.


Sobre si se debe cambiar o no la actual estrategia de seguridad, el 53 % dice debe cambiarse y el 40 % continuar en 2022. En septiembre de 2020, 43 % cambiar y 46 % seguir. Crece en 10 puntos los que piensan la estrategia debe cambiarse y disminuye en seis puntos quienes dicen debe mantenerse.


En el tema de la corrupción y la inseguridad existe una percepción distinta de la realidad entre el presidente y la ciudadanía. Para ésta la corrupción persiste y no se hace nada para que esto cambie, cuando el presidente “con otros datos” sostiene que ya se acabó.


Y mientras el presidente asegura que su estrategia contra el crimen organizado funciona muy bien, la ciudadanía pide se cambia ante la evidencia de su fracaso y el aumento de la violencia en todo el país, con particular énfasis en ciertas regiones.


Los datos de la encuesta GEA-ISA señalan que el presidente y su gobierno no son bien evaluados en materia de corrupción y seguridad y también que se abre la distancia entre la percepción que la ciudadanía tiene de estos temas y la que sostiene el presidente.


Fuente: Animal Político

Autor: Rubén Aguilar


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo