• GMC360 Nos importa lo suficiente, para hacer el cambio

Que no lo engañen, no caiga en fraudes financieros


¿Alguna vez usted o algún familiar han sido víctimas de fraude con alguna de sus tarjetas de crédito o débito? Por desgracia en la actualidad es muy común que alguna persona se vea afectada por algún tipo de robo de identidad, fraude o clonación de tarjeta, lo que puede significar graves problemas financieros.



Con el avance de la tecnología, el modus operandi de los ladrones ha avanzado mucho, y de un momento a otro usted se puede ver envuelto en algún tipo de robo y lo mejor es saber qué podemos hacer ante este riesgo.


Con todas estas modalidades de robo, los fraudes financieros en México han ido en aumento, tan solo el año pasado, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicio Financieros (Condusef), registró 24,215 reclamaciones por fraude, 52% más que en el 2020.


Por ello, es necesario identificar las formas en las que puede ser víctima de algún tipo de fraude financiero y saber qué hacer en caso de estar en alguno de estos escenarios, para que esté alerta y no se deje engañar.


Las personas que tienen alguna cuenta bancaria o tarjetas de crédito son las más expuestas a robos, principalmente a través de compras y cargos no reconocidos, que son una consecuencia del robos de información bancaria.


Últimamente, la forma más común para cometer estos robos es el smishing, que consta de un mensaje de texto en el que se informa de algún cargo o bloqueo de alguna de nuestras tarjetas, pidiendo comunicarse a un número telefónico para después solicitar datos de la cuenta y poder tener acceso a ella.


También, existe la modalidad vishing, en la que te contactan mediante una llamada telefónica haciéndose pasar por un banco para informar de alguna promoción o un movimiento no reconocido, igualmente le solicitarán datos.


Aunque estos son los tipos de fraude más comunes, existen otras formas de robar sus datos, como el llamado phishing, que se realiza a través de un link que le envían por correo electrónico, argumentando alguna promoción, error o bloqueo.


De igual forma, las personas que se dedican al robo de datos pueden implementar la denominada ingeniería social, que se realiza durante una conversación directa para obtener datos mediante la interacción social, la manipulación y el engaño.


Por otra parte, las personas pueden ser víctimas de robo de identidad, que consta de sustraer datos personales de identidad, como nombre, algún tipo de identificación como INE, RFC, CURP o pasaporte, para abrir cuentas en instituciones bancarias.


Consejos para no caer en el engaño


Con el aumento de las reclamaciones por fraude, además de la invención de nuevas formas de operar para poder realizarlos, la mayoría de los bancos han hecho hincapié en que no se les pide a los usuarios ningún tipo de información de seguridad.


Pese a esto, aún hay muchas personas que caen en este tipo de robos, es por eso que las instituciones bancarias insisten con algunas recomendaciones para estar seguro de quien lo contacta es su banco.


Primeramente, no comparta vía telefónica ni por ningún medio datos como usuarios, contraseñas, números de seguridad o el NIP de su tarjeta para el cajero. Si lo contactan y sospecha que es fraude, cuelgue y marque usted mismo a algún teléfono oficial de su institución bancaria.


En el caso de mensajes, no entre a ligas o links que le envíen por correo; elimínelos y si aún duda que algún tipo de movimiento o promoción sea verdadero, marque directamente a su banco, no a los números que puedan venir en los mensajes.


En caso de robo o extravío de sus tarjetas, lo mejor es reportarlas o desactivarlas de inmediato para que no puedan hacer uso de su cuenta, aún así, revise constantemente sus movimientos o estados de cuenta.


Si sospecha que fue víctima de algún tipo de fraude o robo de identidad, comuníquese con su banco para que lo ayuden a solucionar su problema.


Además, la Condusef recomienda que, si perdió documentos que acrediten su identidad como licencia de conducir, INE, Cédula Profesional, etc, denuncie ante las autoridades para evitar un robo de identidad.


La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicio Financieros registró 24,215 reclamaciones por fraude durante el 2021, 52% más que en el 2020.


Fuente: EL Economista

Autor: Jennifer Galindo

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo