SANDBOX MEXICANO TOMA FORMA; CINCO PLATAFORMAS HAN SOLICITADO AUTORIZACIÓN

La Ley Fintech, promulgada en marzo del 2018, contempla la regulación de dos figuras principales: instituciones de fondos de pago electrónico y de fondeo colectivo.


El esquema de modelos novedosos, lo que en otros países se conoce como regulatory sandbox, contemplado en la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, o Ley Fintech, comienza a tomar forma y hasta la fecha, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha recibido cinco solicitudes para operar bajo dicho concepto, de las cuales tres se encuentran en trámite y dos han desistido en el proceso.


La Ley Fintech, promulgada en marzo del 2018, contempla la regulación de dos figuras principales: instituciones de fondos de pago electrónico y de fondeo colectivo. Asimismo, prevé un espacio de modelos novedosos para esquemas de tecnología financiera no contemplados en la normativa pero que prevén la realización de alguna actividad financiera reservada y así probar su operación en un entorno limitado y controlado para saber qué reglas adecuar y puedan entrar al mercado abierto.


En este contexto, se han realizado iniciativas para promover la entrada de emprendedores al esquema regulado. Por ejemplo, el Sandbox Challenge, promovido por DAI México, la embajada británica y la CNBV.


Como resultado de dicho concurso, seis plataformas fueron las ganadoras, por lo que se les brindó asesoría de despachos especializados para estructurar su solicitud de autorización ante la CNBV.


Invertir de manera simple


Este medio platicó con Luis Miguel López Romero, cofundador de la plataforma Yvi.mx, una de las ganadoras del Sandbox Challenge y que recientemente solicitó su autorización a la CNBV para operar bajo el esquema de modelos novedosos.


“La realidad es que no sabemos todavía cómo va a recibir el mercado nuestro producto, no sabemos si le va a gustar, entonces leímos que el sandbox es una herramienta que funciona para probar tu modelo de manera controlada y como consecuencia, más barata”, comentó López Romero.


Yvi funcionaría bajo un modelo de operadora de fondos de inversión con base en la tecnología que permita a las personas invertir a largo plazo, sin montos mínimos, en más de 1,100 empresas que cotizan en los índices S&P500, S&P600 smallcap y S&P/VALMER México UDITRAC.


“La sociedad operadora de fondos, tendrá un fondo que será pasivo, es decir, que no va a estar haciendo investigación de mercado para comprar y vender acciones y va a estar indexado a una canasta de índices. El fondo ya tiene una estrategia preestablecida donde en todo momento va a invertir en esos índices y el horizonte que tiene es a largo plazo”, detalló el cofundador de Yvi.


De acuerdo con López Romero, él y su socio, Alejandro Cárdenas Islas, identificaron un área de oportunidad para apoyar a las personas, especialmente de entre 25 y 40 años, en obtener rendimientos atractivos que sirvan para su retiro laboral, ya que se estima que, con las puras aportaciones patronales a las afores, un trabajador sólo recibiría en su jubilación una tercera parte de su sueldo actual.


Además de las opciones de inversión, la plataforma ofrecería funcionalidades para calcular cuánto una persona puede ahorrar e invertir y mantener ese monto de manera constante, además de establecer metas al respecto e interactuar con otros usuarios.


“Le decimos al usuario, por ejemplo, tienes que ahorrar 500 pesos al mes y con eso vas a tener tu inversión y tu ahorro y no se afectará tu estilo de vida”, acotó López Romero.

El cofundador de Yvi comentó que el trabajo formal para el desarrollo de la plataforma comenzó en enero del 2020 y hace unos días metieron el expediente de solicitud de autorización a la CNBV.


López Romero indicó que se estima obtener la autorización para probar su modelo en operación a más tardar en abril próximo, tiempo en el que se buscará levantar una ronda pre-semilla de inversionistas ángeles para robustecer el funcionamiento.

Asimismo, indicó que la propuesta realizada a la CNBV es operar con 240 clientes con depósitos máximos de 2,500 pesos mensuales por usuario. La ley contempla que estos modelos pueden ser probados por un periodo de un año, que puede prorrogarse otro año más.