SUPERVISORES DEBEN DE REFORZAR SU LAVOR PARA PREVENIR EL LAVADO DE DINERO: GAFI

Nuevamente el Grupo de Acción Financiera Internacional ha realizado un llamado a los supervisores en la materia a reforzar su labor para prevenir y obtener resultados de mayor impacto contra ellavado de dinero y financiamiento al terrorismo.


Nuevamente el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, al que México pertenece, ha realizado un llamado a los supervisores en la materia a reforzar su labor para prevenir y obtener resultados de mayor impacto contra estos ilícitos.


Este jueves, el GAFI publicó su guía para que los supervisores adopten un enfoque basado en riesgos, en lugar de aplicar un estándar común de supervisión para todos los sujetos obligados a su alcance, que pueden ser desde instituciones financieras o actividades no financieras proclives al blanqueo de capitales, como, por ejemplo:

  • La venta de bienes inmuebles

  • Subasta de obras de arte

  • Juegos con apuesta, entre otros.

“El enfoque basado en el riesgo hará que los esfuerzos de los supervisores para detectar y prevenir los flujos financieros que alimentan el crimen y el terrorismo sean más efectivos. Esto es crucial, porque es mejor detectar y prevenir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo que procesarlo después de que ha ocurrido un delito”.


De acuerdo con el GAFI, el enfoque basado en el riesgo significa adaptar la respuesta del supervisor a los riesgos identificados que, en el caso de México, se encuentran detallados en la Evaluación Nacional de Riesgos.


“Adaptar la supervisión para abordar los riesgos relevantes de LA/FT (lavado de dinero / financiamiento al terrorismo) reducirá las oportunidades para que los delincuentes laven sus ganancias ilícitas y los terroristas para financiar sus operaciones y mejorar la calidad de la información disponible para las autoridades policiales”, se puede leer en el documento.


Asimismo, el GAFI apuntó que este enfoque garantizará que la labor del supervisor no imponga una carga injustificada a los sectores supervisados. “Esto es fundamental para mantener o aumentar la inclusión financiera que podría reducir los riesgos generales de LA / FT al aumentar la transparencia”.


El documento enmarca las estrategias apropiadas para que los supervisores aborden el espectro completo de los riesgos de blanqueo de capitales o financiamiento al terrorismo. “Un enfoque basado en el riesgo es más receptivo, menos oneroso y delega más decisiones a las personas mejor ubicadas para tomarlas”.


Según el GAFI, luego de la cuarta ronda de evaluaciones a los países miembros del organismo, se identificó que los supervisores necesitan una adecuada comprensión de los riesgos, una base legal sólida, así como capacidad de apoyo y recursos para tener éxito en la implementación de un enfoque basado en riesgos.

La transición de un enfoque basado en reglas a uno basado en riesgos lleva tiempo. Requiere un cambio en la cultura de supervisión e inversión en el desarrollo de capacidades y la capacitación del personal, además del desarrollo e implementación de un conjunto de herramientas de supervisión integral”, acotó.

El GAFI resaltó que un enfoque basado en riesgos permite asignar recursos para mitigar los puntos importantes proclives al lavado de dinero y financiamiento al terrorismo que se han identificado.


Fuente: El Economista

5 vistas0 comentarios