• GMC360

Ven complicaciones para cumplir primera fase del open finance



El próximo sábado 5 de junio, más de 2,200 entidades del sistema financiero ya deberán tener aterrizada la primera fase del esquema de finanzas abiertas, u open finance, para que puedan compartir información, con entre sí y otros jugadores, respecto a la ubicación de sus sucursales y cajeros automáticos; sin embargo, para gente del ecosistema, hay retos que harán que posiblemente muchas instituciones no puedan cumplir.


De acuerdo con Héctor Ortega, director general de la comunidad fintech Beernnovation, en esta primera fase se han encontrado retos dentro de las entidades financieras, como no tener organizada su información o adecuar sus equipos para establecer las interfaces de programación de aplicaciones (APIS), que son los canales por los cuales se compartirán los datos.


“Muchas organizaciones, no tienen actualizado todo el tema de sucursales y cajeros. Sobre todo, hay grandes bancos que tienen demasiadas sucursales y a veces algunas se cierran, se abren otras y no se actualiza (la información) y tampoco aparece en el sistema. Por ejemplo, la geolocalización (de sucursales) luego la ponen en medio del mar”, detalló Ortega.


La ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, conocida como ley fintech, estableció las bases para aterrizar el modelo de open finance en el sistema financiero mexicano, con el fin de que las entidades financieras puedan compartir información entre sí y así exista una mayor competitividad para beneficio de la población.


La información que podrán compartirse vía APIS está enfocada en tres vertientes: datos financieros abiertos, es decir la ubicación de sucursales o cajeros automáticos; los agregados, que es la estadística operativa de las organizaciones y los transaccionales, que es la información de los usuarios siempre y cuando éstos den su autorización para compartirla.


En este contexto, la normativa prevé en primera instancia, que, a más tardar el próximo 5 de junio, las entidades tendrán que haber implementado las APIS para intercambiar datos financieros con terceros.


Esta primera fase se preveía la más sencilla por el tipo de información que se tiene que compartir, pero, de acuerdo con Ortega, para algunas entidades ha sido complicada su implementación.


“En esta primera fase, el reto más complicado que se ha encontrado es mantener esa información en línea, que sea fidedigna y que, además, alguien sea responsable de esta información. Entonces, se convierte en un tema de procesos hacia adentro de la organización”, acotó Ortega.


El director de Beernnovation alertó que muchas entidades no han visto el tema del open finance como una oportunidad de negocio, ya que la normativa prevé el cobro de una contraprestación por la información proporcionada, por lo que sólo cumplen con la normativa para ahorrarse una sanción.


“Ese dinero (de la inversión) va ir directamente al estado de resultados y quizá ese dinero hoy no lo podamos ver porque lo estamos invirtiendo, pero es seguro que el siguiente año lo van a ver en el estado de resultados y va a impactar a todos los que participan en la organización”, acotó Ortega.


De acuerdo con la normativa, las entidades financieras que no cumplan con las disposiciones de carácter general conforme al artículo 76, que es el referente al modelo de open finance, pueden hacerse acreedoras de una sanción que va de los 1.3 millones de pesos hasta los 6.7 millones de pesos.


Entrada GAFA

Para Ortega, el modelo de open finance es una puerta de entrada al sistema financiero para el grupo GAFA, es decir, las grandes empresas tecnológicas como Google, Amazon, Facebook y Apple.


“No es que se vayan a meter al negocio financiero, pero toda la vida han vivido de APIS, de una economía digital, transformando digitalmente. Entonces, estos colosos saben hacer negocios con APIS, saben cómo explotar la información, saben que la información no sólo es poder, sino es dinero, entonces estos colosos ya están ganando, están pendientes para incluirlo en un servicio para generar dinero”, detalló.


Asimismo, acotó que en este contexto del open finance, han surgido empresas a las que considera como “los caballos negros”, es decir, que se están enfocando al servicio de APIS, para ser proveedores de las entidades financieras que tienen que cumplir con la innovación.


Se espera que en los próximos meses, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), junto con el Banco de México, emitan la normativa secundaria respecto a los datos agregados y transaccionales, que para los expertos es la esencia del open finance y lo que realmente detonará la competitividad en el sistema financiero para ofrecer mejores productos a la población.


Fuente: El Economista

10 vistas0 comentarios